Perder identidad es morir

Leonel Michel Velasco  

La libertad en la vida social debe dar a todo hombre la posibilidad efectiva no sólo de cubrir las necesidades de su existencia, sino la posibilidad de manifestar sus energías creadoras y de realizar su vocación.

Nicolás Berdiaeff

En nuestro modo de vida la música, el cooperativismo, la medicina naturista y la religiosidad Mariana; son vocaciones que en mayor o menor grado nos han dado identidad como grullenses y, han mejorado la calidad de vida en el municipio y la región ¡cuidémoslas!, perderlas redundaría en grandes perjuicios; alguno de sus moradores solo utilizan dichos servicios por conveniencia personal.

V.g. una vocación perdida de los grullenses sin duda alguna es lo de feraces; gracias al monocultivo de la caña por más de cuarenta años; pues ya no se producen diversidad de frutos en abundancia, las tierras han perdido su fertilidad, solo son fecundas primeramente gracias a la abundante agua del valle y, desgraciadamente al uso cada vez mayor de sustancias químicas, como los pesticidas, herbicidas y/o plaguicidas (no olvidemos a los infectados e internacionales niños del Mentidero), así como la quema de la caña, todo lo anterior (es peor que el Coronavirus), aparte de destruir nuestro ecosistema, la proliferación del cáncer es cada vez mayor en nuestro terruño que en otras entidades (nuestras autoridades debieran multar a todo el que queme la caña). Así que lo FERAZ, es historia solo quedo representado en nuestro escudo, mismo que habrá que reconsiderar (Salve FERAZ Valle) a no ser que luchemos por volver hacer FERACES.

¿Que nos resta por hacer?, primeramente cuidar, conservar y fortalecer nuestras vocaciones y con ellas restablecer con firmeza a nuestra vocación perdida o minimizar sus efectos v.g. en congruencia con el cooperativismo: No otorgar créditos destinados al monocultivo, Si a los que utilicen insumos naturales propugnando la agricultura orgánica, consumir y comercializar solo productos orgánicos y, tener ¡cuidado! En no hacer vida los valores y principios cooperativos, apartarse o desdeñarlos, sería tanto como sucumbir. Ya que el Cooperativismo debe ser un sistema de vida insertado en un proceso educativo (en este caso concretizando a nuestros agricultores), que brinde la posibilidad de ser mejores personas, tener el espíritu de la cooperación, la solidaridad y la transparencia, es lo fundamental. Aunque nuestras cooperativas son empresas, como cooperativistas, socios y/o directivos somos un espíritu de encuentro en una comunidad organizada, con un cooperativismo al 100% no debemos ser empresarios ni dueños o condueños, solo una comunidad organizada prestándonos un servicio.

En congruencia con el naturismo, adoptarlo como un sistema de vida, practicar más la medicina preventiva que la correctiva, producir y consumir solo productos naturales, no contaminar nuestro habitad que nuestra casa libre de contaminantes auditivos, visuales y orgánicos, químicos y humos de todo tipo, ejercitarse por las tardes cuando más oxigeno hay, antes de que el sol se oculte, apoyar a nuestro cuerpo a la regulación térmica con compresas frías, estimular a la piel a que expulse toxinas, alimentarse sanamente con digestiones livianas, acostarse temprano, meditar, en fin todo un sistema de vida sana.   

Escuela de música

Una de las vocaciones con aproximadamente un centenario de vida es la música y así lo ha entendido la U de  G un ¡viva! Por ello. Y lo de religiosidad Mariana data del antiguo nombres de esta población Santa María de Guadalupe de El Grullo. 

Conoces lo que tu vocación pesa en ti. Y si la traicionas, es a ti a quien desfiguras; pero sabes que tu verdad se hará lentamente, porque es nacimiento de árbol y no hallazgo de una fórmula. «Ciudadela» (1948)

Antoine De Saint-Exupéry. 

No concibo mi vida más que como un encadenamiento de muertes sucesivas. Arrastro tras de mí los cadáveres de todas mis ilustraciones, de todas mis vocaciones perdidas.

Julio Ramón Ribeyro. 

13 de diciembre

El Ser Independiente, el Destino como una elección que se busca

Cubriendo un evento del 13 de Diciembre, fecha por demás especial para todos los que se jacten de ser grullenses, pues hace ciento siete años en 1913, tiempos de revolución, El Grullo, logra su Independencia, siendo el Municipio de los 10 más jóvenes, de los 25 que conforman el Estado y, la única Región, que participo en la Revolución Mexicana, en las personas de: El Maderista primer y Jefe Revolucionario de Jalisco. Isidro Michel López y el primeramente bandolero y seguidamente Revolucionario Villista, Pedro Zamora, (como el concepto del (yin y el yang), que participaron en la Revolución, cave suponer que el mantener pacificada la región Grullo – Autlán, contando con la protección del Maderista Isidro, y su tropa facilitan la Municipalización, dada la relativa paz de la región muy diferente al resto de los Estados de la República.

Para El Grullo, le significó el ser independiente parabienes cada vez mayores; proyectándose bajo resultados palpables, comprobables, desde el entusiasmo de la gente y su positiva actitud, eso fue lo que lograron los grullenses deseosos de ser independientes con la oportunidad de gestionar directamente con el Gobierno del Estado, y por ende, mejorándose con creces toda la región colindante. (Léase el libro, “Crónicas de Porfirio Corona)

Los emprendedores, que logran ser sus propios jefes, el que no requiere de traductores pues domina más de dos idiomas, desde el que no paga renta, de casa y/o negocio, todo aquél que en mayor o mejor grado es independiente es, de alguna manera poseedor de mayores bienes para su bienestar socio familiar.      

No siempre la competición, el ser competitivo, es mejor que la cooperación, Vg. si dos estamos unidos, somos tres, ¿Quién puede contra tres?. El peso de ciento cincuenta Kilos entre dos los podremos transportar en tres sacos de 50K, con relativa facilidad, la cuestión es ¿uno solo por cuento tiempo podrá, si es que puede los 150 k.? Por lo tanto uno más uno = a tres. 1+1=3, así la cooperación demuestra ser más efectiva. 

Cave señalar que tanto la cooperación como la competición son dos conceptos que aparentemente se contraponen, cuando la realidad es que se complementan.

Inversamente en el reino animal, el ser humano es de los más dependientes desde su nacimiento; siendo el que más cuidados requiere antes de valerse por sí mismo, en lo básico, para su subsistencia. E Independiente Destino…

El ser independiente, no implica, aislarse por no necesitar de los demás, de igual manera el no trabajar en equipo. El ser independiente implica la búsqueda del bien común a sabiendas de que si los que están a mi alrededor están bien yo estaré bien, implica ser cooperador y ser competitivo sin el menoscabo de la felicidad de otros.

«Únicamente consigue sus sueños, aquel que cuando llega la hora, sabe estar despierto».

«El veneno más peligroso, es el sentimiento de logro. El antídoto más efectivo, que se puede hacer para mejorarlo» 

Ingvar Kamprad de IKEA.

Si al Muro Fronterizo, Primero México

Armados con resorteras vigilan que no crucen nuestra frontera,

Leonel Michel Velasco

Si al muro fronterizo financiado por la juventud ecologista de nuestro país, con una anchura de tres a seis m. y una altura promedio de 17 m., un muro de sombra verde, de árboles entreverados, que no permitan el paso de chatarras vehículos motorizados suicidas no tripulados, contra su muro de acero, un muro que oxigene nuestro planeta y si con frutos mejor, hasta con cannabis gratis para que nuestros vecinos no sufran síndromes de abstinencia e inventen drones cosechadores, perforen o brinquen su muro.

Fruto muy mexicano
Población de pitayo fronterizo, fruto muy mexicano. ¿gustan?

Un muro que contenga y enriquezca nuestra propia cultura librándonos en buena medida de las distracciones anglosajonas.

Un muro que no paralice nuestro propio desarrollo, abandonando el vergonzoso tratado de Bucareli. (aprovechando que Trump, a impuesto la moda de abandono de acuerdos y tratados)

Un muro que detenga los apoyos e influencias estadunidenses y en su momento nos permita apoyarlos, (por conveniencia) minimizando o evitando los coletazos de un país en decadencia, cuando podríamos ofrecer una mejor ayuda pero no quisieron un Japón en sus fronteras; gracias al racismo imbécil que ha caracteriza la arrogancia de gobiernos estadunidenses.

Desde luego primero México.