Buscar:
Despedir el año 2021 y ¿la pandemia?

por Ramón Montes Barreto

La navidad y el fin de año nos ofrecen espacios de reflexión, considero que debemos aprovechar estos tiempos para hacer un recuento de daños y perjuicios que durante los últimos casi veinticuatro meses nos ha dejado la pandemia del COVID.

Muchos malos recuerdos, deja para mí esta experiencia que espero no se repita en mi vida -o lo que me queda de ella- pues parientes, amigos y compañeros de trabajo se fueron sin tener la oportunidad de despedirse, ni darme la oportunidad de haberlos despedido.

Son muchos los aprendizajes que nos debe dejar la pandemia y estos tiempos de encierro, deberíamos capitalizarlos para aprender a querer a las personas de un modo distinto o de un modo mejor al que hemos practicado hasta ahora con nuestros prójimos. Estoy seguro de que no sería válido, socialmente hablando, que nos quedáramos como antes. Deseo que no utilicemos nuestras inteligencias para aprovechar los avances tecnológicos de manera egoísta y, que nuestros investigadores nos ofrezcan sus vacunas a tiempo, sin querer convertir sus hallazgos en riqueza a costa de muchas muertes más.

Aspiro serenamente a que, los que hasta ahora hemos sobrevivido, vivamos una vida con mayor respeto por la naturaleza y los seres vivos con quienes ahora tenemos convivencia. Que ya no agreguemos más problemas a la sociedad y que trabajemos en equipo para mejorar el planeta, que es el entorno que vamos a heredar a nuestros hijos y ellos a sus hijos. Hoy el mundo demanda acciones de cuidado al medio ambiente. El desarrollo industrial se debe llevar a cabo sin hacer daño, con un gran respeto por los ecosistemas y por las personas que están por venir.

Al inicio de la pandemia, cuando nos resguardamos en casa por recomendaciones del sistema de salud pública de nuestro país, escribí un documento con base en una investigación de campo -realizada en la región mixteca de nuestro país- y, que una editorial publicó a principios del año 2021 en formato de libro físico. En dicho texto reflexiono sobre la resiliencia y el desarrollo ecológico humano en una sociedad desprovista de avances en su desarrollo social. Producto de mis observaciones trabajando en comunidades rurales, apunté que las personas que viven ligadas a la naturaleza son más resilientes, es decir, tienen más capacidades de superar situaciones adversas que aquellas que habitan en las ciudades. Quizá el amor que desarrollan por su terruño, por las plantas, las sierras, los ríos y los animales, las hacen más resistentes ante las adversidades que las personas que viven en los conglomerados urbanos, quienes podrían ser más proclives a deprimirse y a ceder el paso a las enfermedades de fácil transmisión por el contacto de persona a persona, o tal vez no, después de todo se trata de una apreciación subjetiva.

Quiero destacar que, en el mundo vivimos cerca de siete mil ochocientos millones de personas. Vale contrastar este dato con el hecho de que, en México, solamente habitamos 126 millones de humanos (INEGI-Censo 2020), por ello quizás, en estricta atención a los números, la muerte de uno, dos o tres millones de personas con motivo de la pandemia, pareciera no ser una cantidad significativa. De toda esa población se sabe que el 51 por ciento vive en las ciudades y el 41 en el campo.

También se conoce, a través de estudios con valor estadísticamente representativo, que el 50 por ciento de la población mundial vive con menos de dos dólares diarios y que el 16 por ciento de la población mundial sufre de desnutrición. Hay personas que solo hacen una comida por día, mientras que 1,900 millones de adultos de 18 años y más viven con sobrepeso (650 millones de éstos están obesos), de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (2021), del año 1975 al 2016, la prevalencia mundial de obesidad se ha triplicado y, solamente seis de cada 10 personas de la población mundial pueden comer bien. 

Finalmente, dos datos que quizá les van a sorprender: el 30 por ciento de la población mundial tiene acceso a internet y el 70 por ciento no. Mientras que únicamente el 7 por ciento tiene educación superior, frente a un 93 por ciento que nunca pisó un campus universitario.

Me propongo terminar esta intervención, presentando a ustedes algunas ideas para debatir en una discusión intelectual:

  1. Si eres, hasta ahora, una persona sobreviviente del COVID (y otras plagas que abundan en estos días) considero que: ¡debes sentirte una persona agradecida con la vida!
  2. En un mundo donde el 70 por ciento no tiene conectividad a internet y tú cuentas con acceso, debes tener prudencia y mesura en su uso. Comparte tu tiempo y atención con las personas que están a tu alrededor y no sólo a través de redes sociales, -tu presencia es valiosa para algunas personas-.
  3. Si perteneces a la población que cuenta con más de 2 dólares diarios para alimentación y manutención, sé una persona considerada con aquellas que no los tienen y ayúdales solidariamente.
  4. Si eres de los humanos afortunados que pertenecen al 7 por ciento que poseen un título universitario, debes recordar que eso no te hace superior a quienes pertenecen al conjunto del 93 por ciento restante. Eres una persona preparada y estás moralmente obligada a ayudar a quienes no tienen tus conocimientos. ¡El conocimiento sólo es valioso si se pone al servicio de otros!
  5. En caso de que pertenezcas al grupo de los sobrealimentados, comparte un poco de lo que te sobra, o que te debería sobrar, con aquellos que lo necesitan para que no tengas sobrepeso. 
  6. Si perteneces al 51 por ciento de las personas que habitan en las grandes ciudades, lo recomendable es que visites a la gente del campo, ésta es la que aporta muchos de los alimentos y flores a los mercados urbanos. El hecho de que junto con tu familia convivas o por lo menos consumas sus productos de manera directa, es una forma de solidaridad y reconocimiento a su esfuerzo en la producción agrícola o pecuaria. Existen lugares que pueden ser una grata sorpresa para los citadinos, por ejemplo, pueden ir a Atlixco, Puebla a comprar nochebuenas y a consumir alimentos, bebidas y productos locales en su maravilloso mercado. Igual recomendación merece Fortín de las Flores en Veracruz, y Xochimilco, en la CdMx. En todos los rumbos del país hay un lugar parecido que pueden visitar.

Un último dato que también publica la Organización Mundial de la Salud: de cada 100 personas que habitan en el planeta tierra, solamente 8 pueden vivir más allá de los 65 años. La persona que escribe estas notas, ya rebasa esa suma de años, por lo cual les comparto que vivo contento, aprecio mucho mi vida, me siento bendecido y protegido por Dios -o su homólogo- y, doy las gracias por ello.

Agradezco a la doctora Quetzalli Méndez su lectura y amables comentarios para mejorar el escrito original, a ella y todo su equipo les deseo lo mejor.  A todos los lectores, les animo para que aprovechen las prerrogativas que ahora la vida les tiene reservadas, ¡que sean felices con lo que tienen! Cuiden de su salud y bienestar -se anuncia una cuarta ola de COVID con el nombre griego de OMICRON- alimentarse bien y nutrir adecuadamente sus cuerpos es una excelente opción. El cuidado de su bienestar, es responsabilidad de cada persona, así como de la búsqueda de su felicidad.

¡¡¡¡Felices fiestas de navidad y año nuevo 2022!!!! 

TRES AÑOS Y DE PIE, A PESAR DE TODO.

Por Pedro Vargas Avalos.

Alrededor de 200 mil personas (la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad de México, dijo que fueron 250 mil) se reunieron y colmaron el zócalo de la capital azteca para escuchar al Presidente Andrés Manuel López Obrador, la tarde del pasado uno de diciembre, fecha en que se cumplieron tres años de haber iniciado su período gubernamental. A lo largo y ancho del país, se multiplicaron los ciudadanos que muy atentos, vieron y oyeron el mensaje del primer mandatario de la nación. Los analistas han dispuesto sus plumas para efectuar una especie de autopsia. El acto, no cabe duda, fue un evento mayúsculo que no pasó desapercibido por casi ningún compatriota, y por millones de personas interesadas, en Estados Unidos, Latinoamérica y otros lugares del orbe, por saber lo que sucede en México.

El discurso presidencial, tuvo contenido político profundo, pues al margen de lo informado con datos y números, (como no haber contratado deuda, a pesar del apremio de la pandemia) precisó que el principio neoliberal de que la riqueza es contagiosa (cuando llueve fuerte arriba, gotea abajo) es totalmente falso, (máxima apenas digna de irse ¡al carajo!) por lo que se debe apoyar a las grandes mayorías que son los pobres, y de allí ir escalando socialmente, tocando a las clases medias para llegar hasta lo más alto. Así, reconfirmó su aspiración inveterada: Por el bien de todos, primero los pobres.

Con enorme énfasis, expresó el Ejecutivo: “En tres años ha cambiado como nunca, la mentalidad del pueblo…eso es lo más importante de todo: la revolución de las conciencias…eso es lo más cercano a lo esencial…lo mas cercano a lo irreversible; pueden darle marcha atrás a lo material, pero no van a poder cambiar la conciencia que ha tomado en este tiempo el pueblo de México”. Y las gargantas de los miles que lo acompañaron, emitieron voces clamorosas de aprobación, “como en los mejores tiempos”.

A continuación, manifestó el orador: Hoy estamos de pie, resistiendo a las adversidades; salimos adelante por la fortaleza de nuestro pueblo, que siempre nos ha salvado. Gobernar con honradez y austeridad, ha permitido ampliar pensiones y ayudas a los mas desamparados: ancianos, discapacitados, estudiantes necesitados y muchos otros compatriotas que requieren respaldo. Enseguida, sobre el desafío de garantizar la salud pública, aseguró que esta recibirá aún más recursos, para lograr finalmente su sueño: que cualquier connacional pueda ser atendido íntegramente (médicos, especialistas, estudios, hospitalización) y de manera gratuita, incluyendo todo tipo de medicinas: estas, aseveró, llegarán a partir de enero, hasta las clínicas más apartadas de la república.

La escuela es el segundo hogar para los que estudian, por eso la educación presencial es fundamental, por lo que agradeció el apoyo magisterial para lograrlo. Por ello se canceló mal llamada “reforma educativa”, impuesta sin atender a los maestros: esto ha evitado conflictos y permite mejorar la calidad de la educación. A la juventud le pidió sumarse en la tarea de engrandecer la nación y le ofrendó cálido respaldo.

Muchas otras cosas informó el Presidente: apoyo a la ciencia, tener próximamente la  vacuna mexicana “Patria”, salir de la crisis económica (porque se tienen finanzas sanas, no se malgasta el recurso público, no se contratan empréstitos, crece el sector agropecuario, se recupera el área turística, funciona el tratado comercial con Estados Unidos y Canadá), recalcando que avanzan las obras emblemáticas de la administración (tren maya, la ruta transístmica que unirá a los países del Pacífico con la costa este de Estados Unidos, refinería Dos Bocas, aeropuerto Felipe Ángeles, etc.) El informante agregó: “mientras estemos en el gobierno no se permitirá el ingreso de maíz transgénico; no se usará fracking para la extracción de crudo;  no  se otorgarán nuevas concesiones mineras; no se sobreexplotarán los mantos acuíferos; no se permitirá la tala de selvas y bosques; no se autorizará la instalación de basureros de desechos tóxicos o peligrosos; no se permitirá operar a ninguna empresa que no tenga planta de tratamiento de aguas negras; no se permitirán violaciones a la norma de calidad del aire ni cualquier actividad que dañe la salud, destruya el territorio o afecte el medio ambiente”.

Claro que los impugnadores de la Cuatro T, como León Krauze, inmediatamente señalaron: “Tanto en seguridad como en economía y combate a la pandemia, el gobierno de López Obrador no ha sido un gobierno de logros, pero sí exitoso en palabras», agregando que cuando habla, se refiere a un país de fantasía. (Expansión Política, 1- XII-2021). El partido líder de la oposición, (PAN), por voz de su representante máximo, Marko Cortés, al calificar este trienio federal, había sido lapidario e inflexible, según El Universal del 28 pasado: este gobierno se caracteriza “por la incompetencia, improvisación, mentira, corrupción y el capricho de un presidente”, lo cual ratificó Eduardo López Mares, dirigente guanajuatense: “México no tiene nada qué celebrar, ni se acabó la corrupción, ni mejoró la economía y la inseguridad está peor que nunca” (Kuali, portal digital, 1-XII-21).

Regresando al discurso presidencial, nuestro Jalisco fue aludido varias veces: “Y así como estamos promoviendo el sureste y el Istmo con la construcción de aeropuertos, buenas carreteras y trenes modernos, también estamos atendiendo la costa de Jalisco, Nayarit y Sinaloa, incluyendo el rescate de las Islas Marías”. Luego, lo remarcó al tratar el problema resuelto de la presa El Zapotillo, y antes, cuando mencionó la Línea Tres del tren ligero, que por su apoyo ahora funciona en la Perla Tapatía.

En cuanto a la energía eléctrica, calificó de política perversa la que anteriormente se hizo para hacer quebrar a PEMEX y la CFE, por lo que confía eso se revierta y la nación obtenga su soberanía energética, lo cual podrá hacer que se mantenga el costo sin aumentos, para los consumidores, y se genere lo que requiere el sector privado. Aquí incluyó la importancia del litio, que debe ser declarado propiedad nacional.

No dejó AMLO de citar sus viajes a Estados Unidos: El 9 de noviembre presidió el Consejo de Seguridad de la ONU, y propuso la aplicación de un plan mundial de bienestar y fraternidad para ayudar a 750 millones de pobres del mundo que sobreviven con dos dólares diarios: “vamos a presentar la iniciativa a la Asamblea General, y estoy seguro de que será aprobada”; luego en Washington, formuló planes para reducir el fenómeno migratorio, y planteó el respaldo a la iniciativa del máximo magistrado estadounidense para regularizar a 11 millones de migrantes indocumentados. Enseguida pidió López Obrador, un aplauso para nuestros compatriotas emigrados, que este año enviarán la friolera de 50 mi l millones de dólares a sus parientes en México. Aquí es menester anotar que ya se recuperaron los empleos formales perdidas en la pandemia, así como el aumento al salario mínimo de los trabajadores, que siendo para el año entrante de 22 por ciento, alcanzará en lo que va del sexenio, un incremento del 65 por ciento, (en la frontera, el doble) algo nunca visto en los recientes decenios.

Muy importante es lo que dijo el gobernante sobre las fuerzas armadas, ya que se le ha criticado de militariza a la república; al respecto estipuló, “No se ha ordenado a las Fuerzas Armadas que hagan la guerra a nadie; no se les ha pedido que vigilen u opriman a la sociedad, que violen las leyes, que coarten las libertades y, mucho menos, que se involucren en acciones represivas… Ya no aplica el “mátalos en caliente…” Y tras afirmar que el ejército es pueblo uniformado, institución emanada de la Revolución, concluyó: soldados y marinos actúan “en auxilio a la población ante desastres, inundaciones, temblores; en acciones de desarrollo, bienestar y paz… refrendo de su lealtad al pueblo y a las instituciones civiles. Esa participación de las Fuerzas Armadas, además, contribuye a dejar atrás la distancia y hasta la desconfianza entre civiles y militares que se generó por las decisiones erróneas y perversas de los anteriores gobiernos”.

Muchos otros datos y conceptos son los que señaló el Presidente, que van desde el ahorro logrado (un billón cuatrocientos mil millones de pesos) y la cultura (la reedición de dos millones 100 mil libros que se están distribuyendo de manera gratuita); los gasoductos -donde enderezó ese entuerto-; la privatización de los reclusorios, con ardoroso tufo a corrupción, igual que el mantenimiento concesionado de carreteras o la coquizadora de Tula (que había quedado inconclusa), e incluso el monopolio en la compra de medicamentos y muchos otros problemas heredados, globalizando lo hecho con el siguiente párrafo:

 “Hoy se respeta la Constitución, hay legalidad y democracia, se garantizan las libertades y el derecho a disentir, hay transparencia plena y derecho a la información, no se censura a nadie, desde el poder federal no se organizan fraudes electorales -como era antes-. El gobierno no representa a una minoría, sino a todos los mexicanos, de todas las clases, culturas y creencias; se gobierna con austeridad y con autoridad moral, no se tolera la corrupción ni se permite la impunidad. En la práctica no hay fueros ni privilegios: se atiende a todos, se respeta a todos, pero se le da preferencia a los pobres”, renglón obsesivo por su afán de ayudar a los desamparados, lo cual “alivia el alma, mantiene tranquila la conciencia y alegra el corazón”.

En un momento de la exposición, se refirió al asunto de la revocación de mandato, proceso que ha sido muy debatido, explicando que él no procura se le ratifique (como lo pregonan sus adversarios) lo que propone es que haya un ejercicio democrático que se adopte por el pueblo para que en lo futuro, ningún sucesor de la silla del poder ejecutivo federal, se exculpe de ser escrutado por la ciudadanía, a título de que fue electo por un sexenio, sino que al menos a mediados del período, sea valorado y sino se le aprueba popularmente, deje la primera magistratura nacional, pues no se debe olvidar el principio supremo de la democracia de que, “el pueblo pone y el pueblo quita”. 

Para todo el que quiera entender o le venga el saco, les leyó la cartilla: el noble oficio de la política exige autenticidad y definiciones; ser de izquierda debe ser firme, no de zigzagueos. “Con eso basta y sobra para enfrentar a las fuerzas conservadoras”. De esta manera, descalificó a los que quieren quedar bien, con el centro o aún más, con la derecha. El mensaje va directo a los suspirantes por la candidatura presidencial morenista, carrera que como ya sabemos, se ha adelantado. 

El carisma obradorista (aprobación cercana al 70 por ciento) está en la cúspide, asombrando a propios y ajenos. Dilma Rousseff, la expresidenta de Brasil, declaró ante los países miembros del Grupo de Puebla, conformado por líderes políticos de Latinoamérica y España, que el gobierno de México es un ejemplo, por lo cual, “Yo saludo la Cuarta Transformación…porque es una luz en esta trayectoria del Grupo de Puebla y de nuestra conciencia de integración” (Vanguardia MX, edición digital, 1-XII-21).

 Al respecto, enfatizó AMLO: “Hoy cumplimos tres años de gobierno y estamos de pie”. Lo hecho es inquebrantable; en consecuencia, habiendo aún muchos retos, el promisorio futuro mexicano, ya es irreversible, pésele a quien le pese.

LA BREGA OPOSITORA POR EL NOMBRE: DEL SI POR MEXICO AL FRECIN.

Por: Pedro Vargas Avalos.

Los esmeros de las fuerzas opositoras al actual gobierno autodenominado de la Cuatro T, son verdaderamente desconcertantes. Y al mismo tiempo, hasta la fecha, decepcionantes, fútiles y atropellados.

En efecto, cada que los adversarios del lopezobradorismo se lanzan contra él, suelen sembrar el desconcierto, es decir dejan perplejos a los ciudadanos y hasta a sus parciales: solo buscan deslices u omisiones, para alzar sus críticas, sin la menor opción de soluciones o alternativas viables y sustanciales para la nación.

En consecuencia, decepcionan, desilusionan a quienes en principio los ven con simpatía, o a los que, por sus coincidencias ideológicas, se supone son solidarios con los contradictores del régimen. Su actuar es circunstancial y por lo general básicamente malcontenta, de donde resultan sus puntos de vista muy frágiles.

La oposición, en su afán por sacudir el dominio del partido en el poder, y sus aliados, ha sabido orquestar discursos que en vez de amalgamar con firmeza sus fuerzas, ahondan el odio, la animadversión, que día tras día polariza más a los mexicanos.

Debemos recordar que el organismo “Si por México”, surgido el año retropróximo manejado por capitalistas, afirmó que tenía el apoyo de casi 400 organizaciones de la sociedad civil, con cuyo respaldo convocó para “construir una nueva mayoría que se ponga de acuerdo en torno al SÍ (llamando) a todos los que desean un mejor país a sumarse a este proyecto” (Comunicado de Coparmex, 20 de octubre 2020). Un énfasis especial puso el órgano patronal hacia los partidos  PRI, PAN y PRD; por lo que ve al Movimiento Ciudadano (MC), no se sumó y marcó su ruta propia.

El siguiente paso, fue englobar a los dirigentes de los antedichos institutos partidistas, único medio para alcanzar la soñada mayoría en la Cámara de Diputados federal. Eso se logró por el empeño de Claudio X. González, respaldado por su patiño Gustavo de Hoyos, ahora como representante de la ONG “Alternativas por México”; el eclipsado político priísta Demetrio Sodi por Futuro XXI, Beatriz Pagés, exdiputada priísta directora de la revista “Siempre!”, y de otros muy distintos personajes, como los que aseguran defender a los niños con cáncer o a las mujeres víctimas de violencia. El objetivo se logró y así se anunció el 22 de diciembre de 2020.

Esta alianza lleva el nombre de “Va Por México”; las letras son de color negro, tienen una letra X (equis, que algunos insinúan es la de Claudio X. González) donde resaltan los colores: azul del PAN; rojo del PRI y amarillo del PRD. De esa manera enfrentaron a la coalición “Juntos Haremos Historia” de MORENA y sus aliados. La contienda fue en junio anterior y ya sabemos su magro resultado: los morenistas volvieron a ganar la mayoría de diputados federales, de 15 candidatos a gobernador de Estado, vencieron en doce y en gran número de congresos locales. No obstante, los líderes de los tres partidos, festinaron triunfos que no adquirieron y quedaron en ridículo por presumir lo que no obtuvieron.

Hace unas semanas, un grupo de cinco legisladores (del Senado) en que destacan Gustavo Madero Muñoz, Emilio Álvarez Icaza y Germán Martínez Cázares, integraron un grupo que bautizaron como “Plural”, previa su salida de sus bancadas parlamentarias. Ahora estos se han dedicado a reunir de nueva cuenta a los opositores, en un Frente Cívico Nacional (FRECIN). En esta entelequia, aparecen desde luego los capitalistas multimencionados, y además de figuras como Cecilia Soto, la sonorense que fue candidata presidencial en 1994. Ella precisamente dijo al portal “Julio Astillero” el 23 de este mes: el Frente “no es un asunto partidario, sino de organizaciones de la sociedad civil, personalidades y ciudadanos que se organizan porque piensan que “el país va muy mal” y que el Presidente López Obrador representa a un proyecto con el que no concuerda mucha gente”.

 El FRECIN es otro intento de la oposición para sobrevivir a la vapuleada que recibieron en 2018. ¿Qué pasó con “¿Si por México”, y su continuación que es el “Va por México”? Simplemente no resultaron lo que anhelaban los priístas, panistas y restos del perredismo, unidos por el “no empresario” de la X, secundado por el exdirigente patronal Gustavo de Hoyos, por lo que ahora se dice que se sumarán a este Frente Cívico Nacional (FRECIN), a fin de procurar conseguir lo que no han logrado en tres años.

Santiago X. González, recientemente insistió en que las agrupaciones que lucen la “X”, con mucha razón patrocinadas por él, continúan (o vegetan, dicen sus críticos) y no se han de repugnar a los políticos tradicionales que militan en los partidos opositores. Este inefable sujeto, sufre de estrabismo ideológico, pues ahora dio en proclamarse izquierdista, siendo que representa a la derecha más empedernida, afirma el compositor Fernando Rivera Calderón. Expresó el magnate, por twitter el 15 de noviembre: “el historial de desprestigio del PRI, PAN y PRD “no nos puede dar asco” si se trata de vencer a Morena y reveló que la coalición Va por México, que reivindicó como idea suya, prevé sumar en el 2024 también a los partidos Movimiento Ciudadano (MC) y Verde Ecologista de México (PVEM), cuyos líderes “andan viendo qué les conviene”. (Álvaro Delgado, Sin Embargo, 15-11-XI).

En el portal “LA SILLA ROTA” con fecha 24 noviembre, la periodista Ingrid Sánchez afirma que el FRECIN está próximo a constituirse, para lo cual se convocó a reunión, el sábado 27. Los datos los proporcionaron el oportunista Emilio Álvarez Icaza, senador sin partido (aunque llegó por el PAN) y el perredista J. Guadalupe Acosta Naranjo, incondicional de los Chuchos, (Jesús Ortega y Jesús Zambrano) casi casi enterradores del partido del sol azteca. A ellos se anexa la diplomática improvisada por Vicente Fox, Cecilia Soto.

Ese verosímil Frente, busca atraer a los que se oponen al presidente Amlo y su partido (MORENA), a efecto de elegir un candidato presidencial para 2024, por lo que un tema sustancial a discutir es encontrar un método para seleccionar ese abanderado; por cierto, como que les atrae el sistema argentino donde existen las votaciones primarias. Se trata, dijo la exembajadora foxista ante Brasil, de “inaugurar un proceso interesante de detección de candidaturas” pues, contra lo que se dice, sí existen candidatos en la oposición, aunque estos provengan de los partidos del Va por México, ya que, “¿de dónde vas a sacar más gente? Son los políticos que han estado participando”. O sea, el mismo pensamiento del señor X.

A ese proyecto, los impugnadores de AMLO deben madurarlo, sino será otro eslabón del bregar por un nombre sin cristalizar sus metas, dándole la razón al primer mandatario que los analiza así: “Ya sabemos cómo actúan, la verdad, con mucho egoísmo y no pensando en el interés general. Sólo piensan en su conveniencia y no saben de generosidad, no saben de solidaridad, de fraternidad, de amor al prójimo, están demasiado ensimismados, preocupados por ellos mismos”.

Solo el tiempo nos revelará si los opositores al régimen tienen la razón y podrán alcanzar sus fines, o si, por el contrario, como afirmaba Juárez y lo convalida la Cuatro T, el triunfo de la reacción, es moralmente imposible.

UN CASORIO REVUELTO, FRENTE A LA AUSTERIDAD Y LA LEALTAD

Por: Pedro Vargas Avalos.

El reciente sábado seis de noviembre, en Antigua, Guatemala, se registraron dos ceremonias, una religiosa y otra de índole festivo; ambas se generaron por un acto social, con el cual se alegraron algunos, se alarmaron no pocos y se sofocaron muchísimos; con tal motivo se pusieron a prueba los principios de la Cuatro T, así como a sus funcionarios.

 El asunto fue una boda que, debiendo por razones sociopolíticas, ser austera y discreta, revistió atributos lujosos, o como lo calificó el presidente López Obrador, “Es un asunto escandaloso, … aun cuando se trata de un acto privado”, comentando que de esa clase de hechos, antes se realizaban y no se conocía nada, aunque “había mucha ostentación, mucho derroche, pero todo se silenciaba…” y concluye el mandatario: “Ahora no, por eso hay que recomendarles a los funcionarios públicos que actúen con moderación, con austeridad y que sigan el ejemplo de Juárez que decía que ‘el servidor público debía aprender a vivir en la justa medianía’…” (Mañanera del 8-XI-021).

Los actores de este casorio de relumbrón, fueron, en el papel de contrayentes, dos elevados servidores públicos; como asistentes, alrededor de 300 concurrentes refinados, y con perfil de arbitrantes, la gobernadora de la Ciudad de México y el primer magistrado de la República.

Una frase anónima dice que “El amor es ciego, pero el matrimonio le devuelve la vista”: a los nuevos cónyuges les pasó eso, porque no previeron ceñirse al régimen que sirven, donde la mesura es regla y lo opulento, tabú. Ellos, los nuevos consortes, consumaron su unión y declararon su redoblado amor; a cambio, el desposado (Santiago Nieto Castillo, cuya gestión se califica como exitosa) dejó su importante cargo de titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (IEF), y su esposa, Karla Humphrey Jordán (consejera del INE) quedó sujeta al escrutinio público, cuando su evento realmente fue de orden particular: antes, casi nadie sabía de su primer unión con el panista Roberto Gil Zuarth, valido de Felipe Calderón durante su mandato (2006 a 2012); luego se divorció. Ahora, todo mundo lo comenta y enjuicia. 

Hubo otra sacrificada con motivo del casorio que comentamos: la ahora exsecretaria de turismo de la ciudad de México, Paola -Gálico- Díaz Félix, (descendiente del Gral. Félix Díaz, razón por la que se  quitó su primer apellido y, por tanto, también sobrina del célebre dictador Díaz que forjó el Porfiriato) quien, para asistir al multicitado acontecimiento social, se acompañó de un proveedor beneficiado por ella, viajando en un avión privado, donde para su mala suerte, allí se detectaron 35 mil dólares (propiedad del dueño de El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz, crítico acérrimo de la Cuatro T y que, paradójicamente, también asistió al casamiento). Cometió la felicista tres errores: utilizó una aeronave privada, estuvo con un empresario al que favoreció (Alejandro Gou) y viajaba por cortesía de un impugnador de AMLO. Claudia Sheinbaum, gobernante de la ciudad de México, fue implacable y se deshizo de su colaboradora. En la empresa de medios La Octava, se entrevistaron (8 de nov. En contexto) a personas del pueblo sencillo, y todas coincidieron afirmando que la renuncia de la Secretaria de Turismo, estuvo correcta y era necesaria. Vox pópuli, vox Dei.

Ciertamente, con el librepensador francés conde de Mirabeau podemos afirmar que: “El matrimonio es la escuela segura del orden, de la bondad, de la humanidad, que son cualidades mucho más necesarias que la instrucción y el talento”, por lo que nadie debería escandalizarse de que se llevaran a cabo los esponsales que comentamos. Pero algo que debió ser discreto y sobrio, evidentemente, salió al revés.

 La socióloga Ivonne Acuña Murillo, escribió en relación a los ahora esposos y a la dimitente secretaria de turismo chilanga: “¿Es acaso que no acaban de entender que el contexto político ya cambió, que no están en sexenios ni del PRI ni del PAN y que justo la honestidad y la austeridad son los valores por seguir? Más aún, ¿por qué invitar y viajar con una persona cuyo medio se usa para golpear a la actual administración?” Además, seguramente ambos exfuncionarios, no se empaparon de otro valor central para la Cuatro T: la “lealtad”. (Portal Julio Astillero, 8-XI-021). 

Los medios informativos se dieron vuelo con este casorio revuelto: “Escándalo por boda tumba a Santiago Nieto”, fue la noticia de primera plana de El Informador. Mural y Reforma, publicaron: “Tumba AMLO a Nieto tras boda y efectivo”. En Milenio, se dijo: “Recién casado, Nieto sale de la UIF y lo releva Pablo Gómez”. En El Heraldo de México, la principal fue: “Relevo en la UIF; llega Gómez”. Muy cruel fue El Sol de México: “Destituyen a Santiago Nieto”. En el diario La Jornada se divulgó: “Santiago Nieto sale de la UIF tras el escándalo de su boda”. Finalmente citamos a El Economista, que informa: “Tras casarse, Santiago Nieto renuncia a su cargo en la UIF; al relevo Pablo Gómez.”

En efecto, el nuevo titular de la UIF es el veterano político de izquierda Pablo Gómez Álvarez, destacado líder estudiantil en 1968, y tras el cruento 2 de octubre, preso hasta 1971. Fue organizador de la protesta que, reprimida el 10 de junio de ese año, se conoce como El Halconazo, o “matanza del jueves de Corpus”. En 1976 se recibió de licenciado en Economía (UNAM) y en 1979, una coalición de izquierda lo llevó a la diputación federal. De 1982 a 1988 desempeñó la Presidencia del PSUM (Partido Socialista Unificado de México). Coadyuvó para crear el PRD, partido del cual fue presidente, tras la salida de AMLO como su líder, en 1999. Diputado local en la ciudad de México, varias veces legislador federal y senador, tiene una vastísima experiencia parlamentaria, semejante a su trayectoria como luchador por la libertad, la democracia y contra la corrupción. Además, es autor de media docena de libros sobre esos temas primordiales.

A pesar de ese currículum singular, o quizás por eso, los dirigentes de oposición actuales criticaron su designación. El panista Jorge Triana, expresó el 10 de este mes, para el diario Reforma: “Ese nombramiento es una terrible noticia, Pablo Gómez es un perfil vengativo, con agenda de rencores personales y nada, nada técnico”. El MC, por voz de Jorge Álvarez Máynez, apuntó: “Deseamos que no se repita el protagonismo desmedido de Santiago Nieto.” Y en conclusión se lee en el portal de noticias INFOBAE: “Para los opositores, el nuevo titular de la UIF es una mezcla de ingredientes de inexperiencia y venganza.” (10 nov.2021). El flamante titular de la UIF, contestó en entrevista con Aristegui: “Nosotros no tenemos necesidad de andar haciendo venganza política… estamos tratando de desmontar el Estado corrupto, eso es lo más importante, mucho más que andar ajustando cuentas”, pero a nadie le tapará ilícitos.

Al respecto, el presidente de la república, luego de afirmar que la renuncia de Nieto fue apropiada e idóneo el nombramiento de su sustituto, manifestó el miércoles retropróximo: Pablo Gómez, “Es un hombre íntegro, honesto, incorruptible. ¿Tengo que decir más?”. Es oportuno recordar que esta designación debe ser ratificada por el Senado, pero nadie duda de que así será.

De esa forma, se continuará la guerra sin cuartel contra la corrupción, con el objetivo manifiesto de apartar plenamente al dinero (capital) de la política, a los empresarios del gobierno. De lograrse, el hecho será igual de trascendente que la separación de la iglesia y el estado, logrado por Juárez en el siglo XIX.

Finalizamos esta colaboración, aludiendo el casorio realizado en Antigua, la romántica ciudad colonial vecina de la metrópoli de Guatemala: Se asegura que, para casarse no se debe ser muy joven, porque se está inexperto; pero tampoco cuando se está muy maduro, casi viejo, porque resulta tardío; pero eso sí, se debe estar lo suficientemente enamorado para aspirar con índice de éxito, a la felicidad. Esos consejos de muchos eruditos, están presentes en el revuelto casorio Humphrey-Nieto, por eso es de desearles la dicha, como lo hizo saber Genaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, luego del acontecimiento: Feliz enlace matrimonial del doctor Santiago Nieto y de la consejera Carla Humphrey.