Buscar:
LOS ENTERRADORES DEL PRI.

Por Pedro Vargas Avalos

Desde hace buen tiempo se ha escuchado que el Partido Revolucionario Institucional, desaparecerá, debido a su desprestigio y sus magros logros electorales. Cuando el parlanchín Vicente Fox llegó (año 2000) a la presidencia de la república, mucha gente creyó que ese final se había acercado. Pero como casi todo lo que hace ese ex conserje de la empresa mayoritaria de refrescos de cola, son estropicios, con su lamentable actuar más bien resucitó al tricolor.

Cuando el año 2018, tras el podrido gobierno de Peña Nieto, se consideró que el priismo no levantaría electoralmente, al comentar las elecciones de Tamaulipas y las pésimas maniobras del dirigente del PRI estatal, (Sergio “checo” Guajardo) muy similares a como se operó nacionalmente, se afirmó que sus dirigentes habían cavado la tumba priista. (CNT, 8-II-2018).

Luego del repaso que el pueblo les dio a panistas, perredistas y tricolores hace tres años, el panorama se tornó todavía más sombrío para el antiguo partido hegemónico.

Luego vinieron las votaciones de junio de 2021, intermedias entre las jornadas en que se elige funcionarios federales, incluyendo al presidente de la república. En tal ocasión, no pudieron ser peor los resultados, para los integrantes de la oposición bajo la divisa de “Va por México”, los cuales fueron derrotados en líneas generales. Pero los tricolores lo fueron de forma más tremenda, pues perdieron todas las gubernaturas que se renovaron, incluyendo Campeche, donde con descaro, el líder del priísmo nacional quiso imponer a un sobrino (Christian Castro Bello) quien, evidentemente, le cubriría las trapacerías que cometió su tío. En consecuencia, hubo protestas de los correligionarios: “Eres una vergüenza para el PRI, Alito. ¡Renuncia!”, se leía en las pancartas que esos descontentos priístas mostraron afuera del edificio del tricolor, como parte de sus movilizaciones.

En días pasados, analizando los inminentes comicios de junio de este año de 2022, en que se renovarán ejecutivos de seis Estados, atestiguó el destacado periodista Jorge Meléndez Preciado, que el otrora gran partidazo, “se podría quedar sin gubernaturas, y eso hunde a cualquiera”.

De Campeche han surgido ciertas grabaciones que se atribuyen al actual dirigente nacional priísta, quien, como ya lo anotamos, fue “desgobernador” de esa Entidad federativa. Tras difundirse masivamente dichos audios, en que una voz que se escucha se asegura es la del presidente nacional priísta (Alejandro Moreno, Alito) nos damos cuenta de que el señor exigía moches, además de otros tipos de “apoyos” ilícitos, para ganar elecciones. Al respecto, el cercano 5 de mayo, escribió Citlalli Hernández, secretaria general del morenismo nacional, a través de su cuenta oficial de Twitter: “Es gracias a estas prácticas corruptas que @alitomorenoc será recordado como el sepulturero del PRI nacional”. 

En las condiciones actuales, hasta exdirigentes nacionales priístas, y no pocos exgobernantes, manifiestan su temor de que su añejo gran organismo, ahora sea catalogado como un partido de la chiquillada, término despectivo usado para describir a los institutos políticos que casi son de puro membrete, rol que actualmente ya ostenta el PRD de los “chuchos”.

Un paso muy criticado, fue la unión del priismo con el panismo. Ambos eran adversarios tradicionales, y quien lo dijera, ahora están hermanados por los dirigentes de la derecha mexicana, que encarna Claudio X. González. Sobre eso, sorprende escuchar a Humberto Moreira, el expresidente tricolor que expresó con tristeza: “Eran nuestros enemigos históricos, y ahora uno los ve de la mano…”

Pero según el comentarista Gerardo Hernández del medio digital “Zócalo”, hace seis meses insistió que un sepulturero del PRI sería Rubén Moreira, al que define como sujeto “megalómano y oportunista de toda la vida”. Para decir eso, asevera que en Coahuila, la cuna del Apóstol de la democracia, D. Francisco I. Madero, Moreira (Rubén) sepultó a la democracia; luego agrega: el coahuilense Manuel Pérez Treviño, fue legendario líder del PNR, raíz del triunfador PRI, institución del que ahora será (el susodicho Rubén) malhadado sepulturero. Y resulta que tal señor es el segundo de Alito, por lo que éste tiene un excelente colaborador para tan macabra tarea.

Pero el inefable Moreno Cárdenas, no oye y menos hace caso, de lo que le adjudican sus críticos -dentro de su mismo instituto- y por el contrario, sostiene que aun cuando las encuestas proyectan nueva debacle para sus dirigidos, “un partido político no se mide por el número de gubernaturas” que tenga, y en cuanto a su presidencia, no renunciará porque fue electo para un período de cuatro años (2019-2023). (Diario 24 horas, 20-V-2022). En tal postura, tiene el ostensible respaldo de su tapadera, la secretaria general del priísmo (Alma Carolina Viggiano Austria, ahora candidata a la gubernatura de Hidalgo, destapada por ¡el PAN!), esposa del señor Rubén Moreira.

Así pues, de acuerdo a Álvaro Delgado, “Alito” será el presidente priísta más perdedor de toda la historia política del país, galardón negativo para cualquier adalid de organización política. Por todo lo anterior, escribió en junio del año pasado, Israel Mendoza Pérez, (del portal “Dominio Público”), sobre este exgobernador de Campeche:  En el momento de armar una alianza con las dos históricas fuerzas rivales, PAN y PRD, e imponer candidatos que responden a sus designios e intereses, factores en alto porcentaje causa de las derrotas del en otros tiempos partido aplanadora, lo único que Alejandro Moreno Cárdenas ha logrado, ni duda cabe, es convertirse en virtual sepulturero del PRI.

LA NUEVA REFORMA ELECTORAL, ENCONTRONAZO ANTICIPADO.

Por Pedro Vargas Avalos

Desde hace décadas, en nuestro país se han llevado a cabo muchas reformas en el ramo electoral, con el fin de erradicar arraigadas manías que reprimían nuestra democracia. Una trascendental, fue la que acabó con el Instituto Federal Electoral (IFE), organismo que había mejorado considerablemente los procesos comiciales y con ello, al menos ostentaba lo que se creyó sería transición democrática el año 2000. Lástima que esta conversión resultara fallida, debido a la bochornosa presidencia del superficial Vicente Fox, el parlanchín exservidor de la transnacional más poderosa de los refrescos de cola. El mismo expresidente que cuando les quitaron las ilegítimas super pensiones a los que fueron mandatarios nacionales, dijo: «Yo vivo de mí pensión que me da el gobierno federal, yo la utilizo para comer frijolitos…” ¡¡¡!!! (Expansión Política, 22-IX-2014). 

Sobre esto de la organización de elecciones, debemos recordar que, durante el siglo XIX, siempre las dispuso el gobierno en turno, el cual, entre rebeliones y asonadas, nunca implementó alguna realmente democrática, pues siempre, topara en lo que topara, triunfaban los candidatos que los gobernantes querían. El colmo fue Porfirio Díaz, quien con la divisa de “No Reelección”, llegó al poder en 1876 y, en cuanto pudo, traicionó ese principio y se reeligió hasta que fue defenestrado por el movimiento maderista iniciado en noviembre de 1910. Esto facilitó que, al año siguiente, se registraran el 15 de octubre, unos comicios que efectivamente fueron populares, y en los cuales se eligió como presidente al Apóstol Madero. Deplorablemente a éste verdadero demócrata, lo intrigaron y asesinaron villanamente el 22 de febrero de 1913.

Con el triunfo del constitucionalismo, en 1917 la flamante Carta Magna de Querétaro, creó la Junta Empadronadora, las Juntas Computadoras Locales y los Colegios Electorales, como encargados de organizar y calificar los procesos para elegir al Presidente de la República y los integrantes del Congreso de la Unión. Esto hizo que como en el siglo anterior, ganaran los candidatos que gobierno quería. 

En 1946, con el llamado “presidente caballero”, Manuel Ávila Camacho, se sancionó la Ley Federal Electoral que instituye la Comisión Federal de Vigilancia Electoral, dirigida por el Secretario de Gobernación y otros miembros, tanto del gabinete, como de las cámaras de diputados y senadores, así como representantes de los partidos políticos. Un avance consistió en la instauración en las entidades federativas, de comisiones electorales locales, además del Consejo del Padrón Electoral.

Entre los años de 1951 y hasta 1973, funcionó una Comisión Federal de Vigilancia Electoral, con participación en el registro de nuevos partidos políticos y en la emisión de constancias de mayoría. Esa dependencia desapareció y en su lugar, el Congreso de la Unión aprobó la creación de la Comisión Federal Electoral, en el cual figuran con voz y voto, los partidos políticos con registro. Luego se innovó en 1987, al incorporar el criterio de representación proporcional en la integración de dicho organismo.

La búsqueda de integrar una institución escrupulosa que diera certeza, transparencia y legalidad a las elecciones federales, hizo que en 1990 se promulgara el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), con el cual aparece el Instituto Federal Electoral (IFE), que desafortunadamente conservó al Secretario de Gobernación como presidente. Este perduró en las modificaciones electorales de 1993 y 1994, hasta que, en la reforma de 1996, se transformó el artículo 41 constitucional y se ciudadanizó el entonces IFE, quitando por fin a dicho secretario de gobernación, funcionando en su lugar un Consejero Presidente del Instituto, con derecho a voz y voto, acompañado de ocho consejeros electorales con igual atributo. Con solo derecho a voz, se incluyó un Secretario Ejecutivo, consejeros del Poder Legislativo, y culminando la integración, Representantes de cada partido político con registro.

Los comicios federales de 2006 y 2012, dejaron amargo sabor de boca, por lo que se procuró otra modificación constitucional política-electoral que se forjó en 2013, y el texto aceptado se publicó el 10 de febrero de 2014. Es significativo porque, al margen de que fue antifederalista, trocó el sistema electoral, convirtiendo al IFE en una autoridad de carácter nacional, denominada Instituto Nacional Electoral (INE). Su objetivo, fue homologar los estándares con los que se organizan los procesos electorales federales y locales, y así solidificar la democracia nacional.

Lastimosamente, la integración del Consejo General, ahora con 11 miembros, fue una repartición de cuotas entre los partidos políticos, especialmente el PRI y el PAN, en un evidente prianismo que, habiendo arrancado en tiempos de Carlos Salinas, se fue confirmando al paso de los siguientes sexenios, hasta que desplazados del poder, ahora se han integrado en una alianza llamada “Va por México”. Por otra parte, la idea de no encarecer los procesos electorales, fue contravenida con gastos excesivos que convirtieron al INE en el organismo más oneroso del mundo en su ramo. Finalmente, muy poco se logró en estados y municipios, en cuanto a mejorar sus procesos democráticos: grupos, caudillos y cúpulas, se han apoderado de los gobiernos correspondientes, y con ello, lo que han generado es la reprobación popular.

La apabullante victoria de la izquierda en los comicios de 2018, exige haya cambios en casi todos los ámbitos de la vida nacional. Y desde luego el renglón electoral no podría ser excluido.

Con esos motivos, es que el primer mandatario de la nación envió su iniciativa de reforma constitucional en materia electoral. A vuela pájara, no podemos negar que es muy innovadora, y que en varios aspectos interpreta el sentir de la inmensa mayoría de mexicanos. En particularidades como diputados y senadores de representación proporcional, gastos elevados y anticonstitucionales del INE, actuaciones sesgadas de los consejeros, aplicación controvertida de principios como la proporcionalidad, la divulgación de acciones de gobierno, el mejorar los procesos estatales y municipales, y el procedimiento de nombrar a los consejeros y los magistrados del Tribunal Federal Electoral (TRIFE), creemos que la ciudadanía esta acorde en que se reforme las normas que los regulan, tanto en el texto constitucional como en la ley reglamentaria. 

En concreto son diez los mas innovadores cambios que proyecta la iniciativa, a saber: 1) elección de Consejeros y de Magistrados Electorales mediante voto popular, siendo los candidatos postulados por los Poderes de la Unión. 

2)Desaparición de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) y Tribunales Electorales Locales, lo que implica la federalización de las elecciones.

3) Eliminación de las diputaciones plurinominales y reducción del número de legisladores federales y locales, pasando la Cámara de Diputados a 300 diputaciones y la Cámara de Senadores a 96 Senadurías.

4) elección de diputados, senadores y ayuntamientos mediante el sistema de representación pura, en donde el porcentaje de votos que obtenga un partido político, será el porcentaje de legisladores o miembros de ayuntamientos que se le asigne.

5) Disminución de los integrantes de los Ayuntamientos, con un límite de hasta 9 regidurías de forma proporcional a la población municipal.

6) Supresión del financiamiento público ordinario (partidos políticos nacionales y locales), no así del destinado a campañas electorales.

7)  Implementar el voto electrónico, muy necesario para que haya sufragio total y seguro.

8) En materia de los tiempos en Radio y Televisión en cuestión electoral, rebajarlos, así como eliminar los tiempos fiscales y, producto de la reciente jornada de revocación de mandato, reducir al 33% la participación ciudadana para que el ejercicio sea vinculante.

9) Adecuar las excepciones para difundir acciones de gobierno, durante los procesos electorales en todos los órdenes de la administración, y finalmente, crear una Legislación Única en Materia Electoral, para uniformar y mejorar los mecanismos de elección.

Dice al respecto el analista Eduardo R. Huchim: La iniciativa electoral propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene contenidos discutibles, cierto, pero lo que representa un plausible avance democrático es la reforma que, de ser aprobada, cambiaría sustancialmente -para bien- la manera de integrar el Poder Legislativo tanto en el ámbito federal como en el estatal. A esto, expresó el dirigente panista Marko Cortés (Marquititito): Esa iniciativa es un dardo envenenado contra la democracia y el INE.

En conclusión, las oposiciones ya anunciaron que esa iniciativa del ejecutivo federal no los convence, y que presentará cada partido por su lado, una propuesta de renovación electoral, adelantando que defenderán radicalmente la existencia del actual INE y no permitirán las disminuciones de representantes proporcionales, pero si exigirán no haya sobre representación que aseguran, beneficia a MORENA. También formulan la segunda vuelta en la elección presidencial, nulificar comicios donde participe la delincuencia organizada, evitar el transfuguismo que existe en las Cámaras (como el de Lily Téllez), celebrar elecciones primarias para elegir los candidatos presidenciales y castigar cuando se utilicen programas sociales en apoyo de campañas electorales. 

El encontronazo en base a esta declarada nueva reforma electoral, es de pronóstico reservado. Será quizás peor que la lid librada en días pasados con la moción del ramo eléctrico, que en cuanto a cambios constitucionales no avanzó, pero sí en lo relativo a la Ley de la Industria Eléctrica, declarada constitucional por la Suprema Corte de Justicia.

Pronto presenciaremos este monumental encuentro, entre la Cuatro T y la oposición, en una esfera que les duele tanto como lo es la electoral. Hay ingredientes para redactar una eficiente reforma: ojalá el proceso no termine como el parto de los montes, o semejante a la carabina de Ambrosio. El pueblo reclama se actúe con altura de miras y se ofrezcan resultados que afirmen nuestra democracia y consoliden la unidad de la nación. Esperemos que así sea.

Gobierno Municipal de El Limón Jalisco

Nuestro presidente municipal Nelson González Figueroa y el cronista Grabriel Michel Padilla, por invitación de la rectora del Centro Universitario de la Costa Sur Lilia Victoria Oliver Sánchez, acudieron a la Inauguración de la Exposición Arqueológica «Descubriendo el Valle del Autlán Preispánico».Donde se exponen cientos de piezas arqueológicas, más de 80 del museo Licho Santana de El Limón.Esta exposición estará abierta desde hoy 24 de marzo al 27 de abril en la Casa Universitaria Autlán, en Hidalgo #24, Centro.

RECONOCIMIENTOS REVELADORES.

Por Pedro Vargas Avalos.

Recientemente se otorgaron varios reconocimientos a personajes mexicanos destacados en distintas áreas. Ellos son la economista Ifigenia Martínez Hernández, el arquitecto Fr. Gabriel Chávez de la Mora, el humanista Miguel Concha y el político Porfirio Muñoz Ledo.

A la primera, actualmente senadora de la república por el partido MORENA, pero en cuya hoja de servicios destaca que fue fundadora del PRD, importante política y economista, es egresada de la UNAM. Primera economista mexicana que obtuvo una maestría en la Universidad de Harvard. En 1950 fue cofundadora de la CEPAL. Asesora del Secretario de Educación Pública  Jaime Torres Bodet. Además, ha sido varias veces diputada federal. Por tan relevantes merecimientos, se le concedió por el Senado la medalla “Belisario Domínguez”, galardón que se otorga a hombres y mujeres que, guiados por los valores de libertad, solidaridad, justicia, democracia y respeto a las libertades humanas, han actuado para contribuir en grado eminente al mejoramiento de nuestra Patria o de la humanidad.

La maestra Ifigenia (así llamada con gran afecto en todo México) ganadora de la medalla que lleva el nombre del ilustre chiapaneco que murió por luchar contra la tiranía de Huerta, recibió ese honor(correspondiente al año 2019) apenas hace unas semanas, debido a la pandemia; pero lo obtuvo porque se consideró que “representa con su persona y su trayectoria, los valores necesarios que la hacen acreedora a esta medalla, por su férrea defensa de los derechos humanos y su lucha por la igualdad de derechos, además que con su ejemplo nos convoca para que las mexicanas y mexicanos sigamos construyendo un México mejor para todos”. Ella tiene ya 91 años de edad y sigue colaborando para el bien de los mexicanos.

En su mensaje, doña Ifigenia, entre otras cosas dijo que “La democratización de la vida pública del país debe significar el respeto pleno a la democracia representativa y a sus instituciones”; manifestó su apoyo a la reforma en materia eléctrica y calificó al presidente de la república como cabeza de un gobierno “democrático de izquierda transformadora”.

Por lo que ve al arquitecto Gabriel Chávez de la Mora, a quien se le entregó el premio nacional de arquitectura 2020, es tapatío, hijo del notable historiador sobre temas de Guadalajara, Dr. Arturo Chávez Hayhoe. Tiene en la actualidad 92 años de edad, y al leerse el 9 de diciembre reciente, en Palacio Nacional, parte de sus méritos, se expresó que “La selección del premio proviene de un ejercicio democrático e impecable, donde únicamente pueden ser propuestos y seleccionados profesionistas ampliamente destacados y reconocidos con una trayectoria de excepción”, conforme el estatuto de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, organización gremial que data de 1868, por lo que es la primera en América Latina; era presidente de nuestro país el Benemérito Benito Juárez.

Según el notable Octavio Paz, la arquitectura es el testigo insobornable de la historia. Bajo ese concepto, el gobierno de la República honró a través de la más antigua organización profesional del gremio de los Ingenieros y Arquitectos de México, propuesto por la Academia Nacional de Arquitectura, “a un hombre heredero de la mística tradicional medieval y del espíritu renacentista y comprometido con sus raíces prehispánicas y profundamente mexicanas: Gabriel Chávez de la Mora”. A él, se deben “grandes aportaciones artísticas, culturales y sociales, no sólo en edificaciones religiosas, pues ha construido escuelas y recintos culturales para la educación, atendiendo comunidades de niños y jóvenes de escasos recursos y en donde además se ha desempeñado como un reconocido artista en el campo de la pintura, la escultura y el grabado. Su conocimiento de las disciplinas técnicas y humanísticas trasciende su profesión, pues también es un filósofo que en su creatividad intelectual y material entiende a las mujeres y a los hombres para satisfacer sus necesidades de espacio para habitar poniendo su capacidad al servicio integral de la sociedad”. No cabe duda de que este jalisciense es un excepcional ejemplo de conocimiento, entrega y mística al servicio de sus connacionales.

Cuando agradeció el homenaje, pidió al presidente López Obrador que “robustezca, los presupuestos destinados a las entidades que velan por la protección, restauro, reconstrucción o mantenimiento de tantos edificios del amplio patrimonio cultural de nuestra historia, edificios que han sufrido afectaciones por el tiempo, los años, el clima, la naturaleza y hasta por los sismos”.

El tercer personaje de que nos ocupamos en este desfile de laureados, es el licenciado Porfirio Muñoz Ledo (PML), nacido en la ciudad de México en 1933. En su currícula se puede ver que es político, diplomático, columnista de periódicos y organizador de agrupaciones con carga ideológico-política. En cuanto a su militancia de partidos, a partir de 1954 fue priísta, hasta llegar a presidir dicho instituto de 1975 a 1976. Luego jefaturó la SEP (1976-1977) con López Portillo, pero con Luis Echeverría se había desempeñado como Secretario del Trabajo (1972-1975). En el ritual del tricolor, fue considerado precandidato presidencial en 1976, cuando él mismo confiesa que Echeverría le dijo que su casa era muy pequeña, y Porfirio dice: “En ese instante creí que el dedo me había iluminado. Y compré el terreno de atrás”; pero el afortunado del dedo fue José López Portillo. En la sucesión de éste (1982), también fue visto como serio aspirante a presidente, pero finalmente salió avante Miguel de la Madrid. Fungió como representante de México en la ONU, presidió el Consejo de Seguridad y fue integrante de la UNESCO.

 En 1986 fue uno de los intelectuales que dirigió la Corriente Democrática, misma que se escindió del PRI, colaborador en el Frente Democrático Nacional que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas, y finalmente es cofundador del PRD, con Cuauhtémoc y la maestra Ifigenia Martínez. Senador en 1988 por el perredismo, en 1991 fue candidato a la gubernatura de Guanajuato invocando la gran falacia de los “derechos de sangre”, pues no reunía los requisitos para abanderar a la oposición y aspirar a gobernador; se dice que entonces acordó algunos aspectos con Vicente Fox. De 1993 a 1996 fue líder (presidente) del PRD, entregando la dirigencia a Andrés Manuel López Obrador.

En 1999, siempre queriendo ser el número uno donde militara, sostuvo gran contienda interna en el PRD para ser candidato a la presidencia, frente a Cuauhtémoc Cárdenas (CC), a quien acusó de caudillismo (en mayo 24 del año siguiente lo llamó cobarde histórico). Habiendo salido avante el michoacano Cárdenas,  el 25 de agosto aceptó Muñoz Ledo, ser candidato presidencial del PARM (Partido Auténtico de la Revolución Mexicana). Encabezaba un grupo llamado Nueva República, con el cual Muñoz Ledo buscaba una alianza nacional opositora, que desde luego pretendía liderar. 

Ya en plena campaña, PML acusaba al PRI (Labastida) y al Pan (FOX) de gastar tanto como un insulto, debido a lo cual se les debería investigar. El continuaba cobrando dietas como diputado Federal perredista y se decía Candidato ciudadano, a la par que lanzaba vivas a su “Nueva República”. Mario Saucedo, senador perredista jalisciense, lo calificó como egoísta: “si no soy yo candidato, que nadie sea”, por lo que auguró que si PML no se inscribía en la elección interna del PRD, quedaría fuera del partido. 

Empero, en vez de competir internamente, siguió atacando a CC: este es “candidato más auditable que debatible”. Y lo acusó de tener más fortuna que todos los candidatos presidenciales juntos. (El Informador. 20 dic.1999) Entonces renunció al PRD (9 de diciembre) y se declaró diputado “Independiente”.  El comentarista local Francisco Baruqui Michel, escribió: PML, tiene experiencia y saber, pero “No tiene credibilidad”, antes del debate de candidatos del 25 de abril de 2000, y luego afirma, “quedó como simple acompañante”, pues decepcionó. Otro periodista (Ricardo Medina) anotó que, “fue la decepción: Grandilocuente, no elocuente, casi leyó todo lo que expresó”. Lo más notable es que propuso el cambio de la capital federal para combatir el centralismo; además de hablar sobre una nueva Constitución y un salario mínimo de 150 pesos. A inicios de mayo visitó a Fox y se volvió a decir que declinaría a su favor. Al respecto, Alberto Cárdenas (el de ciudad Guzmán), lo llamó “buitre en decadencia”, pero aprobó se agregara a Fox, porque eso “es una suma, no una resta”. 

El sábado 13 de mayo de 2000, el PARM realizó una asamblea que acordó sustituir a PML como candidato. Este acusó de malos manejos a la dirigencia, y Carlos Guzmán Pérez (presidente del Partido) señalo que pedirían cuentas a Muñoz sobre los 13.5 millones que le entregaron para su campaña. La causa de denunciarlo fue por agravio al partido, daño a su imagen y búsqueda de apoyo de autoridades para ir contra el partido. Presentada la denuncia ante la PGR,  la ratificó el 22 de mayo. Sin importarle a Muñoz Ledo eso, el 23 de mayo anunció que creó con Fox un bloque “para actuar juntos ¡tope donde tope!” y después firmó un acuerdo “Convergencia” y dijo que estudiaba como hacer que sus votos contaran por Fox.

Unos versos de Anflopo, en El Informador del 26 de mayo dicen: “La postura de Porfirio/me recuerda al camaleón,/que se cambia de color/de acuerdo a la situación.” El lunes 12 de junio, en Guadalajara, el líder del PARM (Guzmán Pérez) dijo que PML “es un traidor: traicionó a sus propios principios y a los de nuestro partido…pasará a la historia bajo la figura del gran traidor.” El 13 de junio en la UAM Xochimilco, en conferencia que dictó sobre el gobierno de Zedillo, los estudiantes lo acusaron de traidor por aliarse a Fox. El miércoles 14 de junio anunció su renuncia de candidato del PARM, a favor de Fox, a quien elogió, y este le dio un nombramiento de Coordinador para la Transición, dentro de su campaña.

Para el analista Ángel Trejo (22 mayo 2000) PML: “proyecta una imagen de truculencia, mentira y traición”, pues decía, que ya lleva tres militancias en sus 40 años de político. Y eso que todavía se afiliaría al PT años después, para pasar enseguida a Morena, donde asegura que aún milita.

En marzo de 2000 se le preguntó si se sumaría PML a FOX, y contestó Muñoz: “primero hablamos de un proyecto y luego vemos”.  Sin embargo, el 11 de junio en un mitin panista en ciudad de México, dijo: “Esta transición ya se coció, pero hay que sazonarla y que servirla.” Marcos Arana, respetable periodista y escritor jalisciense, escribió el 20 de junio: PML como presidente del PRI “manejo la elección de Nayarit en la que hizo ganar a Flores Curiel y perder a Gascón Mercado”, dando como premio una senaduría a Jorge Cruickshank, del PPS. Y agrega Marcos: PML “olvidó su papel preponderante en el echeverrismo y en los cargos de gobierno dentro y fuera del país, que le otorgaron los presidentes priístas Echeverría, López Portillo y De la Madrid.” (Ni más ni menos, 20 jun. 2000).  Y remató nuestro tonalteca recientemente fallecido: Muñoz Ledo “Tiene proclividad a cambiar de partido como cambiar de corbata”.

Pasadas las elecciones del 2 de julio, formó parte del equipo de transición de Fox; con ese motivo Ángel Trejo lo denominó “demócrata o burócrata de nómina”. En este gobierno fue Representante de México ante la Unión Europea.

Y así continuó el señor Muñoz Ledo,  en busca de puestos y siempre criticando hasta a sus amigos o compañeros, sino se pliegan a sus ambiciones. Como diputado de MORENA, fue premiado con la presidencia de la Cámara de Diputados, y al término de su período intentó ser reelecto de manera irregular, por lo que dimitió al final de cuentas a tal aspiración. Pero poco a poco se convirtió en el más acervo impugnador del gobierno de la Cuarta T, y aún más cuando no pudo ser nominado de nuevo como diputado plurinominal. Asimismo, se enfrascó con Mario Delgado en una contienda por dirigir a MORENA, y por todos los medios buscó obstruir el triunfo de su adversario, lo cual no lo pudo evitar. Con ese motivo intensificó sus críticas a los morenistas y al gobierno, incluyendo a veces al propio presidente AMLO.

Por lo anterior es que no sorprendió que el hábil Dante Delgado, dueño-dirigente de Movimiento Ciudadano (MC), lo reconociera “en un acto en el que, además, le entregaron la medalla Benito Juárez por su contribución a la democratización de México y por ser un referente de la socialdemocracia. Nada habría de extraño si no fuera porque Muñoz Ledo milita en las filas de Morena, todavía”. (Carmen Morán Breña, El País, 6-dic.2021). Y allí mismo, llamó “zocalazo” al gran mitin que convocó el presidente de la república el uno de este mes, organizado porque según Muñoz, AMLO “siente el vacío del abandono del poder”; además pronosticó que, en dos años, el “Gobierno actual se desgajará”. Ahora, PML aceptó ser flamante colaborador de MC. Quizás sea su siguiente partido, conforme su habilidad de cambio.

Finalmente, diremos que los Periodistas de México, reconocieron al jalisciense Miguel Concha, por su gran labor en pro de los derechos humanos, como baluarte de la libertad de expresión y del derecho a la información. Este dominico colaborador de La Jornada, es cofundador y presidente del Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria, O.P.”, y ha encabezado distintos consejos y asociaciones de ese rubro en México como el Consejo de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

Generoso, sapiente, amable y a la par entusiasta ciudadano, Don Miguel Concha contribuye a diario y sin descanso, para enaltecer a la libertad y consolidar la democracia mexicana. Es un enorme ciudadano que honra a sus compatriotas.

Usted amable lector, saque conclusiones sobre el reconocimiento a estos cuatro compatriotas, sus merecimientos y lo revelador de cada galardón que han recibido.