Atención a la ciudadanía

En las últimas horas ha estado temblando en diferentes países del mundo, el último recién fue en Perú, nuestro sistema de monitoreo de sismos del Servicio Sismológico Nacional y la UNAM en combinación con el servicio Geológico de EUA nos arroja una posible estimación de sismo, y que en las próximas horas podría suceder en el centro de la republica Mexicana este evento primero ocasionado en las costas de guerrero con una magnitud de 8,6 grados, invitamos a la ciudadanía a estar pendientes y tener botiquín de primeros auxilios, así como pilas y radios en buen estado, si cuentas con algún celular o tableta mantenla cargada o con la pila por arriba del 50%.
Recuerda ubicar tu centro de atención de emergencias así como los albergues que estén en tu localidad.

Por favor pasa este mensaje a tus familiares y amigos para que estén prevenidos.
Servicio Sismológico Nacional
www.ssn.unam.mx

Manifestar enojos es un principio terapéutico

El permitirte manifestar tus enojos responsablemente, expresándolo de manera consciente, es la solución más saludable, tanto para nuestro cuerpo como para nuestra mente. Guardar el enojo enferma, por eso es bueno expresarlo cuando algo te resulta molesto, y más aún cuando es enojo reprimido de muchos ciudadanos, afecta no sólo a su persona, trasciende hasta enfermar a la comunidad en general, en sus comunes interrelaciones.

El gran problema es que la mayoría de los individuos no saben cómo expresar su enfado. Contrariamente a lo que pensamos, nos han enseñado a reprimirlo por el bien común o bien diseñamos nuestra molestia de tal manera para que ésta sea creída, entonces se transmite de persona a persona, regularmente de forma oral, sin que existan datos para comprobar su veracidad, cayendo así en el rumor (información falsa o tendenciosa, aparentemente inocente, pero hábilmente manipulada, que intoxica y entorpece la comunicación entre la gente, destruyendo la confianza y enrareciendo el ambiente), que dicho sea de paso, no es nada sano y es más común o frecuente en pueblos chicos (infierno grande), afectando a personas e instituciones. Esperemos que en las próximas contiendas electorales no se den este tipo de intoxicaciones malsanas.

Motivos y razones como las anteriores sobran para darle la bienvenida a la REGENERADA “K-rretilla”, un espacio participativo ciudadano de expresiones voluntarias, ingeniosas, humorísticas, sarcásticas y de ENOJO responsable. Tomado como principio el que sea un elemento terapéutico, individual y social. En su emisión se salvaguarda la identidad del artista si así él lo desea. El enojo existe por alguna razón, y como dice el dicho “si no puedes con el enemigo, únetele”. 

Muy recomendable entender que somos producto de la herencia y del medio ambiente, (herencia 60% medio ambiente 40% ó viceversa dependiendo de la situación), que la salud se entiende como un equilibrio biológico, psicológico y social, al no manifestar enojos, frustraciones y miedos, estos quedan en el organismo que, de alguna manera se manifiestan acumulando tensión en algunos puntos específicos del organismo y bajando los mecanismos de defensa. Al no liberar adecuadamente estas tensiones (estrés), se pierde salud, llegado al grado de somatizar alguna enfermedad; siendo el 80% de origen psicológico y sólo un 20% de origen biológico, causado por algún virus.

Son sus dudas y los corajes los que enferman, por no tener expresión libre y sin tapujos. ¿Cómo expresarlo? el medio y las porras están puestas, LIBERESE EXPRESANDO, VOMITANDO, nosotros se lo publicamos y a lo mejor pega… Bienvenidos ARTISTAS creativos amigos todos a la K-erretilla.

Todas las batallas de la vida sirven para aprender algo, inclusive aquellas que perdemos”

Paulo Coelho

EL FUTURO DESDE EL PODER.

Por Pedro Vargas Avalos.

Interesantes declaraciones hicieron hace unas semanas los gobernantes y dirigentes del priísmo, tanto en Jalisco como en el ámbito nacional. Todo se realizó con motivo de la Asamblea  Nacional que se llevó a cabo el sábado doce de agosto retropróximo.

En Guadalajara se desarrolló, previa a la magna concurrencia antedicha, una mesa temática que se denominó  “Visión del Futuro”, en la cual lucieron algunos personajes del régimen actual, como el inefable Secretario de Educación y el sorprendente jefe del Turismo federal, ambos señalados como posibles beneficiarios del “dedazo” para suceder a Peña Nieto, cuestión vergonzosa pero  a la que los tricolores están acostumbrados desde que nacieron.

En efecto; las reformas aprobadas en la reciente Asamblea Nacional del PRI, no son más que “petates” a fin de convencer a los ciudadanos ingenuos. Especialmente la innovación de  quitar el candado de militancia para poder ser candidato a la presidencia del país. Visto a fondo, eso es el ardid que permitirá ejercer más fácilmente la función final del ejecutivo federal, (líder y casi dueño del partido de la revolución institucionalizada), sobre su facultad metaconstitucional de heredar el cargo, o al menos en estos tiempos de competencia, escoger al candidato presidencial.

En la mesa de Guadalajara, el gobernador  predijo que en el año venidero, crucial para el futuro de México, no hay más fuerzas que la del balbuceante Frente Amplio Democrático que alientan panistas y perredistas; la del perseverante opositor al régimen y persistente aspirante a la silla presidencial, Andrés Manuel López Obrador  y desde luego, la de los -irredentos cuanto empicados- priístas.

Por lo que ve a la alianza blanquiazul con los del amarillento sol naciente, los califica don Aristóteles, como coalición antinatural, puesto que al igual que muchos entendidos en la materia, encasillan a los panistas como “conservadores”, es decir, genuinos derechistas, en tanto que los restos del perredismo se ubican en una izquierda convenenciera en franca picada. Ahora, para mayor galimatías, ya se sumó el Movimiento Ciudadano de Dante Rannauro y el alfarismo de Jalisco.

A las fuerzas del líder de MORENA y sus no poco simpatizantes provenientes de diversas áreas (intelectuales, trabajadores, clases populares y ciudadanos críticos del sistema político imperante en la república, donde se incluyen algunos empresarios) el mandatario jalisciense los califica como un paso al vacío.

Así las cosas, en la estrecha mira del priísmo triunfalezco, la solución viable para la nación son ellos, ni más ni menos, es decir más de lo mismo, a pesar de sus reformas de reformas que implementan periódicamente, para de manera gatopardiana, continuar igual que siempre.

En una intervención muy aplaudida por sus simpatizantes,  manifestó el “gober” jalisciense: “Si queremos gobiernos horizontales quitemos y eliminemos privilegios, por eso vengo a proponer que se elimine el fuero a los políticos en todo el país para que seamos iguales los ciudadanos y podamos en congruencia mandar un mensaje de que no somos un partido de élites”. “Dejemos las corbatas, dejemos las Suburban, impulsemos los programas austeros y demostremos que quien tiene responsabilidad actuará igual que el ciudadano común, de la clase trabajadora, que exige cambios, en las formas de gobernar y cambios en la actitud de ejercer el poder”.

Y cerró con sonoros tañidos de bronce: “Vivimos un México emergente, transformador en esencia, disruptor por vocación, es momento de romper los cánones y transformarnos desde adentro. Si el PRI quiere ser opción debe ser atractivo, fresco e innovador, no hay lugar para la rigidez”. Para él y sus mesnadas, solo el partido tricolor es capaz de resolver  la problemática de la sociedad mexicana, misma que está desencantada por la corrupción, impunidad e ineptitud de sus políticos y funcionarios públicos.

¿Quién tendrá la razón? A) Los millones de mexicanos que padecen el desgobierno federal desde hace décadas, y que sufren en carne propia los atroces saqueos, latrocinios y abusos  que caracteriza a los gobernadores y sus secuaces en muchísimos Estados, y que a  pulso se han ganado el repudio hacia ellos y a lo que representan, así como hacia quienes los sustentan; o, B) como expresó el ejecutivo de Jalisco y remachó el presidente Peña Nieto, sus correligionarios. Ese es al menos, el futuro de México visualizado desde el Poder.

Al respecto, debemos advertir que para la inmensa mayoría de mexicanos,  esos “correligionarios”  del partido en el poder, incluyendo a sus corifeos, tras largos setenta años de dictadura partidista, y luego de una segunda oportunidad  después  del paréntesis insubstancial del panismo, tienen a México en la grave situación que a todos nos consta, y que para muchos no es sino el ejemplo de un “estado fallido”.  Quien tenga oídos, que oiga, y quien tenga razón, que entienda.

 

2018: LA ENCRUCIJADA DE MEXICO.

POR: PEDRO VARGAS AVALOS.

  Nuestra Patria mexicana se encamina velozmente al año 2018,  el cual será crucial, pues en él se decidirá quién encabezará el poder ejecutivo federal, el del Estado de Jalisco y quienes integrarán los respectivos poderes legislativos, además de los ayuntamientos.

                La ciudadanía se encuentra descontenta con el sistema: las encuestas recientes nos dicen que el primer mandatario nacional tiene una aceptación bajísima, (menos del 20 por ciento) como ningún otro presidente la registró en su momento. En cuanto al índice de confiabilidad, los partidos políticos, los altos funcionarios y en general los políticos, son calificados pésimamente, en pocas palabras, son reprobados por la población.

El Instituto Nacional Electoral (INE) es tachado en casi toda la República, como  de poca confianza para organizar pulcramente los comicios, teniendo como muestra evidente los más recientes de Coahuila y el Estado de México, donde la violación de las leyes electorales, el derroche de recursos económicos en la propaganda de los candidatos, y muchos procedimientos que parecían del pasado para inducir el voto, se mostraron a todas luces con un ímpetu palmario y vergonzoso. El INE y su correlativo estatal en cada proceso, fueron insolentes espectadores o de plano culposos compinches.

Las fuerzas políticas buscan perpetuarse, ya en su papel de dominantes o como impúdicos beneficiarios de un sistema que chochea por dondequiera.

Los ciudadanos están pues en una encrucijada: abatidos por la corrupción impune que corroe al país, desolados por la violencia galopante que nos hace vivir con el Jesús en la boca; viendo como se achican los salarios en el caso de los trabajadores, o impresionados por el deterioro del nivel de la clase campesina,  todo lo cual incrementa a diario la de los desvalidos, inmersos no solo en la pobreza sino hundidos en la miseria, en donde yacen abandonados a su suerte los indígenas. Nuestra antes esperanzadora clase media, ahora golpeada  inmisericordemente, está en franca disminución. Por lo anterior, ante la disyuntiva de tomar una decisión en la jornada electoral de julio de 2018, la mera verdad que la ciudadanía no haya que hacer.

El priísmo está de antemano descalificado en Jalisco y virtualmente en la República: su retorno  al poder ha sido un fiasco para el pueblo y para México. Véase solo el caso de la decena de exgobernadores prófugos o presos, todos con el común denominador de ladrones en términos comunes. Y a nivel federal actual, “no se cantan mal las rancheras”, ya sea en comunicaciones y transportes, salud, seguridad pública o combate a la delincuencia, por solo dar unos ejemplos.

EL Panismo está en parecidas condiciones que los tricolores: desaprovecharon sus oportunidades y no creemos que naya buenas perspectivas para volverles a dar otra oportunidad. En sus coyunturas, tiraron a la basura su opción de bien gobernar; resultaron ineptos, frívolos, abusivos, y para acabarla, corruptos.

La izquierda está fraccionada. El Perredismo está de picada irrefrenable y por lo tanto ya no se le ve como real camino para salir de la delicada situación en que nos encontramos. ¿Morena? Es una enorme incógnita, con la ventaja de no tener todavía las tachaduras de los anteriores.

Recientemente se ha manejado la idea de las coaliciones, los frentes y las alianzas. Quizás esta pudiera ser una solución, pero tal como son nuestros políticos, (egoístas, ventajosos y sin patriotismo) la verdad que lo dudamos.

Estamos pues, ante una formidable encrucijada. La sabiduría del pueblo mexicano debe sublimarse para salir de ella, considerando que por lo pronto, no hay más cera que la que arde.