El Cambio

170

Gobernar obedeciendo. A cien días de gobierno, los mandatarios, los mandantes, evalúan las gestiones realizadas para demandarles o felicitarles…

En nuestro país, hace más de siete lustros se ha pugnado por un cambio, llegando al colmo en la pasada administración peñista. Hace tres sexenios, con Fox se creyó en ese esperado giro, pero como dicen en mi pueblo se cebó, lo esperado no llegó, se  perdió una oportunidad más…  

Es hoy, que los cambios se están dando de una manera universal, dado quizás a los avances tecnológicos, la evolución sumaria de experiencias elevando lo cognoscitivo y/o la cosmovisión personal compartida; el hecho es que en todos los rincones del planeta se observan cambios, desde el orden mundial de unilateral a tripolar o multipolar, o la nueva dicotomía de Alfredo Jalife, globalistas VS nacionalistas; caducando izquierda VS derecha, u orden geoenergético… 

A cien días, al parecer el anhelado cambio nacional para bien o para mal ya llegó, donde se está tomando en cuenta el todo más que sus partes ¿será acaso un sistema económico holístico, iniciando por la base, los de abajo los más necesitados, sin menoscabar a los de arriba, donde todos necesitamos de todos? Si mi vecino está bien, estaremos cada vez mejor (esperemos no se cebe).

Por ejemplo, para la producción de bienes y servicios, se requieren cuatro elementos básicos: la materia (tierra/espacio físico y herramientas), el capital (dinero), el trabajo (el ser humano) y la iniciativa empresarial ética (liderazgo, donde hay seguidores este surge); difícilmente se podría llevarse a cabo una empresa faltando alguno de los elementos anteriores, sin embargo el cooperativismo, en nuestro pueblo (El Grullo), siendo pioneros en la república hace más de 60 años, nació sin capital, solo contó con la cooperación de sus fundadores. 

Hoy tenemos unas cooperativas de ahorro y crédito, obligadas por ley, que regula las actividades de las mismas, (para proteger el capital de sus asociados) regulaciones dictaminadas por la (CNBV); aunque hay algunos asociados que, añorando otros tiempos, expresan su opinión: -las cajas ya no son lo que eran, cada vez se parecen más a los bancos…- es una pena mirar colas aztecas ¿En que estamos fallando?, ¿Como cooperativistas no hemos hecho bien la tarea? …-  

Algunas reflexiones:

¿Cuáles son los criterios éticos para no otorgar créditos? ¿Quién los conoce? O no se tienen… yo votaría en congruencia con principios y valores profesados, por no otorgar créditos para el monocultivo de la caña, que tanto daña la fertilidad de la tierra y menos con las contaminantes quemazones que dañan nuestra salud, yo votaría por no otorgar créditos para la proliferación de centros de esparcimiento o cultivos malsanos…   

Se requieren cambios a tiempo y perennes en busca del bien común, refundarse haciendo la diferencia (aún cumpliendo con la ley) o perecer; reafirmar fortalezas, revisar todos los procesos (Asambleas más participativas del desarrollo y problemática), acercar a los socios hasta poder capturar su incandescente luz (buscando las mil formas y maneras, una y otra vez, como  Thomas Alva Edison). Fe &Seguridad.    

Los cambios están aquí, la tecnología con el 5G cambiará todo incluso, la inteligencia artificial, entrando en una nueva era de la comunicación, desplazando el trabajo humano con la automatización industrial o la conducción autónoma, maquinas haciendo maquinas, cambios y más cambios, algunos inimaginables. 

Y en nuestro municipio a cien días ¿ha prevalecido la honestidad o sólo quedó en campaña? ¿Qué cambios has observado, ¿Cuales demandarías? ¿Por qué no se ha dado continuidad a obras inconclusas? Por ejemplo, de dos administraciones atrás, el cableado subterráneo del primer cuadro de la ciudad, entre otras… ¿Por qué no se le ha dado continuidad? ¿Por qué…?

Comments

comments