Le Pone Sabor Al Caldo

Jorge Asdrubál Gómez Michel

Con la intención de sazonar un platillo hasta ahora insípido en la historia documental del Estado de Jalisco en materia gastronómica, fue presentado el libro “Las Cocinas de Jalisco: Recetas Cotidianas, volúmenes I (Zona Sur) y II (Zona Altos), del autor grullense Mariano Michel Velasco.

Poster convocatoria al evento de presentación

Poster convocatoria al evento de presentación


El evento, celebrado el 16 de junio en el centro cultural Casa ITESO-Clavigero, contó con la participación del escritor, profesor y arquitecto Guillermo García Oropeza, la del periodista Juan Carlos Núñez, autor en coautoría del libro “Sabor que Somos”, entre otros, y la del propio autor, Michel Velasco.
Más que una recopilación –labor ya de por sí loable, dados los cientos de entrevistas realizadas a lo largo de 20 años con habitantes de todo el Estado–, los ejemplares buscan retratar lo que los jaliscienses somos gracias a los platillos que nos alimentado desde tiempos ancestrales.
Recetas, sí, pero también datos sinópticos de cada municipio, regionalismos, relatos cargados de nostalgia y salpicados de un humor sin pretensiones se mezclan (como ingredientes en una cazuela) con las botanas, sopas, guisos, carnes, postres y bebidas que ahí aparecen.
La inquietud del escritor emerge ante la ausencia de un documento que recopilara de manera fiel los alimentos, unos modestos y otros más elaborados, que con los años se han convertido en el nutrimento diario del jalisciense, sin importar clase o estrato social.

Arquitecto Guillermo García Oropeza y el periodista Juan Carlos Núñez,en la amena presentación

Arquitecto Guillermo García Oropeza y el periodista Juan Carlos Núñez,en la amena presentación

Más de 400 recetas, unas populares, algunas no tanto y otras francamente exóticas se plasman en estas páginas que buscan ser, según el autor, una guía, pero también un llamado a no perder nuestra tradición culinaria –y milenaria- entre la vorágine de las “fastfood”.

Y como las recetas no hay que seguirlas al pie de la letra sino agregarle la sazón personal, ese toque único e inconfundible que da luz a nuevos sabores y sensaciones, Michel advierte que los listados de ingredientes “ni son todos los que están, ni están todos los que son”.
La amena velada, que contó con la presencia de alrededor de 200 invitados entre amigos, familiares, pero sobre todo amantes de la lectura y del buen comer, concluyó con una serie de preguntas y respuestas (y anécdotas) que tuvo como desenlace –no podía faltar- la degustación de cacahuates asados, salpicón, frijoles adobados y requesón dulce.

Mariano Michel Velasco, dedicando sus libros

Mariano Michel Velasco, dedicando sus libros

Sin duda, un buen sabor de boca dejó entre los asistentes el primer par de platillos, pero saben que el banquete no ha concluido y ansiosos esperan a que el autor saque del fogón los volúmenes restantes… mientras tanto ¡bon appétit!

cocinad de jalisco i y ii copyxx

Los comentarios están cerrados.