Ejido San Isidro en lucha contra Nutrilite

207
Rodolfo González Figueroa. CAMPO A.C.

Sueñan con la victoria, sueñan con recuperar sus tierras, sus manantiales. Sueñan hacer la fiesta, realizar ofrenda y fortalecer su unidad. Sueñan con Vivir Bien, producir sus alimentos, tener su ranchito autosuficiente. Sueñan que las políticas anticampesinas desaparecen. No creen en los candidatos, muchos menos en las promesas. Creen en el poder del conocimiento campesino, en su fortaleza de dignidad. Han oído que la empresa Nutrilite, en El Petcal del legendario Llano en Llamas, ahora estratégicamente cambió su nombre y sus letreros y ya es “Amway”. Pero es la misma, dicen. Eso no les bastará para ganar el juicio. La victoria está cerca y la esperanza les crece.

Por eso, los campesinos y las campesinas del Ejido San Isidro, Municipio de San Gabriel, Jalisco, organizaron este 13 de Mayo una rueda de prensa. Con el objetivo de dar a conocer a los medios y a la ciudadanía en general el histórico proceso de lucha que ya alcanza más de 70 años, desde que el presidente Lázaro Cárdenas, en 1939 les otorgara por decreto presidencial más de 500 hectáreas correspondientes a las exhaciendas San Isidro y El Petacal, de las cuales sólo les fueron entregadas la mitad y la otra quedó en manos de caciques apoderados y desde hace más de 20 años la empresa Nutrilite las tiene acaparadas de manera turbia e ilegal.

Desde entonces, los abuelos y abuelas comenzaron a movilizarse, a protestar y hasta realizar marchas a la capital del estado y del país, exigiendo la entrega total de las tierras. Ahora, los hijos y nietos de aquellos hombres y mujeres continúan la lucha contra el “cacique modero” (como ellos dicen), la empresa Estadounidense Nutrilite. Quien, desde hace dos décadas manipula a funcionarios de los tribunales y utiliza burdas estrategias para mantenerse asentada ilegalmente sobre los terrenos del Petacal.

Sin embargo, la lucha del ejido contra la empresa no ha decaído, sino que se ha fortalecido, habiendo conseguido un amparo y, posteriormente, el supremo tribunal del estado les concedió una inspección judicial asociada de peritos y testigos, la cual se realizó el 23 de enero de este año a favor del ejido.

Ahora, después de terminar la Rueda de Prensa, las y los ejidatarios están más esperanzados que nunca y tienen la convicción de que en la sentencia que emita en las próximas semanas el juzgado tercero de distrito en materia administrativa y del trabajo, el Ejido saldrá victorioso y la empresa trasnacional tendrá que marcharse del Llano en Llamas.

“Será una victoria ejemplar”, “Nuestra lucha será motivación para muchas luchas”, dicen los campesinos de San Isidro mientras la rueda de prensa termina y en ella se concluye que ésta “fue un éxito”, “que hay que irnos preparando para cuando las tierras nos sean devueltas”, “debemos capacitarnos para darle un manejo ecológico a la producción”, “tendremos que hacer una producción diversa, rescatar nuestros maíces criollos y fortalecer nuestra soberanía alimentaria”, “no vamos a vender nuestra dignidad, todo acto que hagamos como campesinos, debe ser un acto con conciencia”.

Al final de la rueda, con una asistencia de más de 50 personas de las comunidades de Alista, El Petacal, Copala y San Isidro, se proclama al unísimo las consigna de “Zapata Vive, la lucha Sigue”. Y para fraternizar, los y las asistentes comparten en la mesa central alimentos orgánicos y productos locales agroecológicos, poniendo en manifiesto que el modo campesino de vivir, es una de las alternativas más futuras ante el actual modelo de desarrollo capitalista, sucio, acaparador, explotador; del cuál es un ejemplo la empresa Nutrilite, que pronto tendrá que irse de estas comarcas.

Comments

comments