EL FUTURO DESDE EL PODER.

Por Pedro Vargas Avalos.

Interesantes declaraciones hicieron hace unas semanas los gobernantes y dirigentes del priísmo, tanto en Jalisco como en el ámbito nacional. Todo se realizó con motivo de la Asamblea  Nacional que se llevó a cabo el sábado doce de agosto retropróximo.

En Guadalajara se desarrolló, previa a la magna concurrencia antedicha, una mesa temática que se denominó  “Visión del Futuro”, en la cual lucieron algunos personajes del régimen actual, como el inefable Secretario de Educación y el sorprendente jefe del Turismo federal, ambos señalados como posibles beneficiarios del “dedazo” para suceder a Peña Nieto, cuestión vergonzosa pero  a la que los tricolores están acostumbrados desde que nacieron.

En efecto; las reformas aprobadas en la reciente Asamblea Nacional del PRI, no son más que “petates” a fin de convencer a los ciudadanos ingenuos. Especialmente la innovación de  quitar el candado de militancia para poder ser candidato a la presidencia del país. Visto a fondo, eso es el ardid que permitirá ejercer más fácilmente la función final del ejecutivo federal, (líder y casi dueño del partido de la revolución institucionalizada), sobre su facultad metaconstitucional de heredar el cargo, o al menos en estos tiempos de competencia, escoger al candidato presidencial.

En la mesa de Guadalajara, el gobernador  predijo que en el año venidero, crucial para el futuro de México, no hay más fuerzas que la del balbuceante Frente Amplio Democrático que alientan panistas y perredistas; la del perseverante opositor al régimen y persistente aspirante a la silla presidencial, Andrés Manuel López Obrador  y desde luego, la de los -irredentos cuanto empicados- priístas.

Por lo que ve a la alianza blanquiazul con los del amarillento sol naciente, los califica don Aristóteles, como coalición antinatural, puesto que al igual que muchos entendidos en la materia, encasillan a los panistas como “conservadores”, es decir, genuinos derechistas, en tanto que los restos del perredismo se ubican en una izquierda convenenciera en franca picada. Ahora, para mayor galimatías, ya se sumó el Movimiento Ciudadano de Dante Rannauro y el alfarismo de Jalisco.

A las fuerzas del líder de MORENA y sus no poco simpatizantes provenientes de diversas áreas (intelectuales, trabajadores, clases populares y ciudadanos críticos del sistema político imperante en la república, donde se incluyen algunos empresarios) el mandatario jalisciense los califica como un paso al vacío.

Así las cosas, en la estrecha mira del priísmo triunfalezco, la solución viable para la nación son ellos, ni más ni menos, es decir más de lo mismo, a pesar de sus reformas de reformas que implementan periódicamente, para de manera gatopardiana, continuar igual que siempre.

En una intervención muy aplaudida por sus simpatizantes,  manifestó el “gober” jalisciense: “Si queremos gobiernos horizontales quitemos y eliminemos privilegios, por eso vengo a proponer que se elimine el fuero a los políticos en todo el país para que seamos iguales los ciudadanos y podamos en congruencia mandar un mensaje de que no somos un partido de élites”. “Dejemos las corbatas, dejemos las Suburban, impulsemos los programas austeros y demostremos que quien tiene responsabilidad actuará igual que el ciudadano común, de la clase trabajadora, que exige cambios, en las formas de gobernar y cambios en la actitud de ejercer el poder”.

Y cerró con sonoros tañidos de bronce: “Vivimos un México emergente, transformador en esencia, disruptor por vocación, es momento de romper los cánones y transformarnos desde adentro. Si el PRI quiere ser opción debe ser atractivo, fresco e innovador, no hay lugar para la rigidez”. Para él y sus mesnadas, solo el partido tricolor es capaz de resolver  la problemática de la sociedad mexicana, misma que está desencantada por la corrupción, impunidad e ineptitud de sus políticos y funcionarios públicos.

¿Quién tendrá la razón? A) Los millones de mexicanos que padecen el desgobierno federal desde hace décadas, y que sufren en carne propia los atroces saqueos, latrocinios y abusos  que caracteriza a los gobernadores y sus secuaces en muchísimos Estados, y que a  pulso se han ganado el repudio hacia ellos y a lo que representan, así como hacia quienes los sustentan; o, B) como expresó el ejecutivo de Jalisco y remachó el presidente Peña Nieto, sus correligionarios. Ese es al menos, el futuro de México visualizado desde el Poder.

Al respecto, debemos advertir que para la inmensa mayoría de mexicanos,  esos “correligionarios”  del partido en el poder, incluyendo a sus corifeos, tras largos setenta años de dictadura partidista, y luego de una segunda oportunidad  después  del paréntesis insubstancial del panismo, tienen a México en la grave situación que a todos nos consta, y que para muchos no es sino el ejemplo de un “estado fallido”.  Quien tenga oídos, que oiga, y quien tenga razón, que entienda.

 

2018: LA ENCRUCIJADA DE MEXICO.

POR: PEDRO VARGAS AVALOS.

  Nuestra Patria mexicana se encamina velozmente al año 2018,  el cual será crucial, pues en él se decidirá quién encabezará el poder ejecutivo federal, el del Estado de Jalisco y quienes integrarán los respectivos poderes legislativos, además de los ayuntamientos.

                La ciudadanía se encuentra descontenta con el sistema: las encuestas recientes nos dicen que el primer mandatario nacional tiene una aceptación bajísima, (menos del 20 por ciento) como ningún otro presidente la registró en su momento. En cuanto al índice de confiabilidad, los partidos políticos, los altos funcionarios y en general los políticos, son calificados pésimamente, en pocas palabras, son reprobados por la población.

El Instituto Nacional Electoral (INE) es tachado en casi toda la República, como  de poca confianza para organizar pulcramente los comicios, teniendo como muestra evidente los más recientes de Coahuila y el Estado de México, donde la violación de las leyes electorales, el derroche de recursos económicos en la propaganda de los candidatos, y muchos procedimientos que parecían del pasado para inducir el voto, se mostraron a todas luces con un ímpetu palmario y vergonzoso. El INE y su correlativo estatal en cada proceso, fueron insolentes espectadores o de plano culposos compinches.

Las fuerzas políticas buscan perpetuarse, ya en su papel de dominantes o como impúdicos beneficiarios de un sistema que chochea por dondequiera.

Los ciudadanos están pues en una encrucijada: abatidos por la corrupción impune que corroe al país, desolados por la violencia galopante que nos hace vivir con el Jesús en la boca; viendo como se achican los salarios en el caso de los trabajadores, o impresionados por el deterioro del nivel de la clase campesina,  todo lo cual incrementa a diario la de los desvalidos, inmersos no solo en la pobreza sino hundidos en la miseria, en donde yacen abandonados a su suerte los indígenas. Nuestra antes esperanzadora clase media, ahora golpeada  inmisericordemente, está en franca disminución. Por lo anterior, ante la disyuntiva de tomar una decisión en la jornada electoral de julio de 2018, la mera verdad que la ciudadanía no haya que hacer.

El priísmo está de antemano descalificado en Jalisco y virtualmente en la República: su retorno  al poder ha sido un fiasco para el pueblo y para México. Véase solo el caso de la decena de exgobernadores prófugos o presos, todos con el común denominador de ladrones en términos comunes. Y a nivel federal actual, “no se cantan mal las rancheras”, ya sea en comunicaciones y transportes, salud, seguridad pública o combate a la delincuencia, por solo dar unos ejemplos.

EL Panismo está en parecidas condiciones que los tricolores: desaprovecharon sus oportunidades y no creemos que naya buenas perspectivas para volverles a dar otra oportunidad. En sus coyunturas, tiraron a la basura su opción de bien gobernar; resultaron ineptos, frívolos, abusivos, y para acabarla, corruptos.

La izquierda está fraccionada. El Perredismo está de picada irrefrenable y por lo tanto ya no se le ve como real camino para salir de la delicada situación en que nos encontramos. ¿Morena? Es una enorme incógnita, con la ventaja de no tener todavía las tachaduras de los anteriores.

Recientemente se ha manejado la idea de las coaliciones, los frentes y las alianzas. Quizás esta pudiera ser una solución, pero tal como son nuestros políticos, (egoístas, ventajosos y sin patriotismo) la verdad que lo dudamos.

Estamos pues, ante una formidable encrucijada. La sabiduría del pueblo mexicano debe sublimarse para salir de ella, considerando que por lo pronto, no hay más cera que la que arde.

 

DERECHOS HUMANOS DE JALISCO AL GARETE.

Por Pedro Vargas Avalos.

Terminó el pasado día 26 de julio, luego de varias fragorosas votaciones y acuerdos, la especie de telenovela en que se convirtió el proceso de elección por el Congreso Estatal, del Presidente dela Comisión de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ).

En efecto,  por fin hubo “humo blanco” tras muchos forcejeos entre los diputados y los cabildeos de los numerosos aspirantes al codiciado cargo. El punto determinante fue la suma de fuerzas del PRI y Movimiento Ciudadano, que de 37 votos disponibles ese día, alcanzaron 27 y con ellos se eligió como presidente a quien fungía como Tercer Visitador General de la Comisión, Alfonso Hernández Barrón. Este rindió su protesta de ley y quedó expedito para asumir su cargo a partir del día 2 de agosto.

Aunque se tildó inmediatamente al nuevo presidente como “personero” del criticadísimo jefe saliente de la Comisión, (Felipe de Jesús Álvarez Cibrián) y por lo tanto ciertos organismos civiles inconformes, enviaron coronas de flores funerarias al Palacio Legislativo en señal de duelo, con lo que significan que la defensa de los derechos humanos en la Entidad está muerta, se registraron algunos hechos que permiten esperar una etapa renovadora en la Institución.

El anuncio del recién electo presidente, quien sustenta la idea de realizar reformas, que más atrajo hasta el momento, fue que “desde el primer día trabajará por la refundación de la CEDHJ”.  Al respecto, aspecto importantísimo es lo que aseguró sería norma de su gestión: estar al lado de las víctimas y trabajar con autonomía frente a los grupos de poder. También esbozó entre otras propuestas, como reducir los altos sueldos de los funcionarios de ese organismo (incluyéndose él mismo), renglón que agobia su buena marcha, y para acallar las impugnaciones  hacia él y su posible continuismo en referencia a quien sucede, tras indicar que él no inició su  trabajo en pro de los derechos humanos con la directiva saliente de la CDHJ, afirmó: “La administración mía no será histriónica”.

Nos detenemos aquí porque a contrapelo de los señalamientos que le hacen sus impugnadores al nuevo presidente de la CEDHJ, si lo que este ha manifestado lo cumple, no cabe duda de que en vez del continuismo de la mediocridad que caracterizó la tarea del presidente saliente, habrá buenos tiempos para la defensa y protección de los derechos humanos en Jalisco.

Porque a diferencia del saliente presidente, que asimismo  calificó a su gestión como la mejor administración del ramo en el Estado, (olvidando el principio de que alabanza en labio propio es vituperio), el nuevo presidente precisa: “que a mi se me comience a evaluar a partir de que tome posesión”, agregando, “esperen a ver como van las primeras acciones y se darán cuenta como va la construcción de un proyecto distinto”.

En cuanto a su objetivo de estar al lado de las víctimas y de todo aquel que necesite defensa de sus derechos humanos, dejando a un lado el protagonismo, es muy significativo a la conducta observada por su antecesor, siempre caracterizado por su lejanía de las causas de personas y grupos marginados,  por lo general víctimas inermes ante los abusos en sus derechos. Y al decir el nuevo presidente, que actuará autónomamente frente a los núcleos de poder, señala un parteaguas, pues el saliente si algo gustaba era lucirse ante todo mundo, especialmente los altos funcionarios de cualesquier sector.

Finalmente, asegura el nuevo presidente que su política en cuanto al gasto, será acorde a la austeridad, transparencia y racionalidad que debe imperar en todo organismo público, renglón en que dejó mucho que desear su predecesor.

Por todo lo anterior, confiemos que desde el 2 de agosto, arranque una auténtica y genuina administración de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

 

Carta al Director

Gilberto Uribe Gaytan  

El mejor momento, para reactivar mí aspiración de articulista es el 23° aniversario en la publicación de este periódico, el cual cuidas como si fuera uno más de tus hijos.

Este año es especialmente significativo por este importante ejercicio de resistencia, pues mantener en circulación este medio de comunicación, conlleva en sí un enorme esfuerzo físico y mental, una actividad a la vez extenuante, pero placentera; el trabajo pareciera cosa de juego comparándolo con las múltiples satisfacciones que esta actividad generosamente brinda, más sin embargo hay que superar los grandes requerimientos financieros y de tiempo requeridos, en cambio cuentas con una enorme fortaleza: Un equipo bien asentado de articulistas y colaboradores, que en forma honorifica y eficaz contribuyen a la cristalización de este importante logro, para nuestro pueblo.

FELICIDADES a todos por la trascendencia de su labor al lograr un registro histórico de los hechos muchas veces cotidianos, abonando así a que las  futuras generaciones tengan al alcance de su mano, su pasado, que sepan de donde vienen, quienes son, para que puedan proyectar su futuro.

Este año es de excepción para ambos, doblemente para ti, fanfarrias por tu periódico y la celebración por parte de ambos de 50 años de amistad, misma que ha permanecido inquebrantable y cercana a pesar de la distancia, nos hemos brindado siempre que nos es posible la oportunidad de perder el tiempo juntos, lo cual es infinitamente mejor que perdernos con el tiempo.

Recuerdo, las primeras señales de tu gen periodistico cuando siendo unos chavales, en nuestros tiempos de primaria ibas armado con tu cámara y la disparabas a la menor provocación, grabaste momentos importantes de nuestras vidas y de nuestros  amigos mutuos. Pasaron los años y se fue expresando cada vez más tu vocación de comunicador, la cual quedo plasmada en aquel periódico de tan gratos recuerdos “ECOS ESTUDIANTILES” que publicaste en nuestra experiencia juvenil de la Escuela Secundaria ” INSTITUTO FORJA” el monto de su venta se destinaba para la cancha de basquetbol, se imprimía en el mimeógrafo de la Secundaria, recuerdo un tiraje de 200 ejemplares, que se distribuían a la población en general en los años de 1971-1972 lo que en los hechos viene a ser el primer periódico en la historia de nuestro pueblo y tal vez de la región.

En etapas juveniles allá por los años de 1978 y 1979 como los tres mosqueteros: Tú, mi primo y amigo Antonio Zepeda Gaytán y un servidor dimos respiración artificial al entonces medio de difusión de la SOCIEDAD DE ESTUDIANTES GRULLENSES  (SEG) y llevaba por nombre “El GLOBO” que era una especie de segundo nombre o alias de nuestro pueblo, su primer esfuerzo de difusión fue encabezado a mediados de los años setentas, por nuestro hoy laureado y reconocido periodista: Manuel Negrete Naranjo.

Tenemos el mejor pretexto para reunirnos y echarnos un cruzado mas de mezcal, que añejado como nosotros, será de efectos espiritistas de pronóstico reservado.

Para eludir la monotonía de  halagos bien merecidos, voy a enriquecer tu periódico con una crítica objetiva y oportuna pues el excesivo catolicismo no le hace bien a tu medio de comunicación y no por la línea editorial, sino porque sale cada que Dios quiere.

  FELICIDADES Y…. ENHORABUENA.