Latinos impulsan la Conservación Ambiental y de las Tierras Públicas en EUA

 

  • Inicia la ‘Semana Latina de la Conservación’, del 15 al 23 de julio

Karen Janett Carranza J./LatInformation

karen@benitezstrategies.com
WASHINGTON, D.C. 17 de julio de 2017.
Este fin de semana comenzó la Semana Latina de la Conservación o Latino Conservation Week, evento que por cuarto año consecutivo hará patente el gran compromiso y respeto que esta comunidad tiene hacia los recursos naturales, su protección y conservación. Con la participación de más de 15 Estados que van desde California hasta Massachussets y la realización de más de 100 eventos entre los que destacan excursiones, limpiezas voluntarias de espacios públicos, proyección de películas, educación ambiental y mesas redondas.

Esta es una oportunidad para que la comunidad hispana conozca más acerca de las tierras y espacios públicos que puede disfrutar.

En 2014, Maite Arce, Presidenta de Hispanic Access Foundation -y una de las impulsoras de este movimiento- dijo atinadamente:

“Los latinos son apasionados del disfrute al aire libre y mantienen una fuerte creencia de que tenemos la obligación moral de proteger la naturaleza para las generaciones futuras”.

No obstante la creciente presencia de los hispanos en eventos públicos, en el 2015 Outdoor Foundation reveló que la participación de la población latina en actividades al aire libre en tierras públicas apenas alcanzó el 8%. Es por ello que Latino Conservation Week representa una oportunidad para la incursión de esta comunidad en actividades que permitan a niños y adultos convertirse en embajadores y defensores de los recursos naturales a través del goce y conocimiento del entorno.

Alrededor de 80 parques, organizaciones y grupos comunitarios han unido esfuerzos en la planificación y patrocinio de esta semana, algunos de ellos son el Servicio de Parques Nacionales, Servicios de los Estados Unidos de Pesca y Vida Silvestre, Servicio Forestal, Sistema  Nacional de Refugio de la Vida Silvestre, Latino Outdoors, Liga de Votantes por la Conservación, y Sierra club, entre otros tantos que pueden consultarse aquí.

Eventos como este, en el que se tiene un contacto directo con la naturaleza y ofrecen la oportunidad de aprendizaje y exploración de ella, permiten también que una comunidad minoritaria, que sin embargo, es una de las más representativas y generadoras de cambios en los Estados Unidos, tengan otra opción de participación social y ciudadana. Se estima que para el 2050, los latinos ocupen un tercio de la población de los Estados Unidos, e Hispanic Access Foundation está comprometida con la promoción de espacios y eventos en los que la comunidad pueda sentirse segura y realizar actividades que permitan la integración del tejido social desde diversas áreas.

Las tierras públicas fueron reconocidas en 1976 por el Congreso de los Estados Unidos mediante la aprobación del la Ley de Políticas y Manejo de Tierras Federales y el cuidado de las mismas recae sobre el Sistema Nacional Forestal, Servicio Nacional de Parques y el Buró de Manejo de las Tierras. Éstas pueden tener distintos manejos de los recursos naturales que deberán enfocar sus esfuerzos en satisfacer las necesidades de la gente en el presente y en el futuro. La Semana Latina de la Conservación, es un espacio que permite mayor conocimiento y apropiación de las mismas, y promueve la convivencia de distintos grupos. Desde los primeros 17 eventos que tuvieron lugar hace 4 años en 6 estados, hasta los 100 que se llevarán a cabo en el 2017, este movimiento es el resultado de la colaboración nacional de distintas instancias públicas, privadas y sin fines de lucro.

Mujeres y niños latinos de 6 Estados se manifiestan por el Cambio Climático y la Calidad del Aire

Acuden 500 personas de otras partes del país al evento ‘Juega por el Clima’, organizado por ‘Moms Clean Air Force’

Karen Janett Carranza J. <karen@benitezstrategies.com>

​WASHINGTON, D.C. 14 de julio de 2017.- A través del juego en espacios al aire libre, familias latinas de los estados de Arizona, California, Colorado, Florida, Nevada y Texas protestaron frente a la Cámara Alta del Parlamento, por la falta de compromiso de sus representantes y de la Administración Trump para combatir el Cambio Climático y mantener las políticas de protección al aire y agua limpios en el país. Organizado por la asociación ‘Moms Clean Air Force’, el evento ‘Juega por el Clima’ se llevó a cabo por cuarto año consecutivo y tuvo como finalidad hacer patente a los congresistas la preocupación que las madres y padres de los niños de los Estados Unidos tienen por temas como el Cambio Climático y la Calidad del Aire.

Asimismo, durante esta jornada se reunieron más de 500 personas de otros 40 Estados del país en Washington, D.C., incluyendo a líderes de asociaciones promotoras de la protección del ambiente y el clima entre las que se destaca la organización nacional Mi Familia Vota.

Ben Monterroso, Presidente Ejecutivo de Mi Familia Vota, dijo que para la organización que representa, los temas de cambio climático, del agua y la mejoría del planeta, son importantes y aseguró que su postura debe ser escuchada.

“Mucha de nuestra comunidad vive en los lugares y ciudades más contaminados.

Nuestra comunidad es la que trabaja afuera, construye los puentes, construye las casas, son los que cultivan las frutas y vegetales, así que el medio ambiente es algo muy querido para nosotros”.

Por otro lado, Vanessa Huac, conductora del noticiero nacional de Telemundo, quien también se unió a esta causa dijo en su discurso:

“Estoy muy emocionada de ver que solo ahora ‘Moms for Clean Air’ es fuerte con un millón de miembros. Esto es definitivamente algo para celebrar a esta gran organización. Pero estoy aquí porque soy una madre, y como todos ustedes, quiero lo mejor para mis hijos. Quiero que crezcan en un planeta saludable y hermoso, quiero sean lo que sea que quieran ser, que alcancen su mayor potencial sin tener que preocuparse de las consecuencias de nuestro clima cambiante. Estoy muy feliz de ser parte de este equipo porque realmente creo que no hay nada más fuerte que el amor de

la madre por sus hijos. Y verlos a todos aquí, me llena con la esperanza de que realmente podemos hacer la diferencia, que realmente podemos crear el cambio, que  realmente podemos tener un impacto y que nosotros realmente podemos resolver la crisis climática.”

Posteriormente, Ernesto Vargas, del programa Chispa, de la Liga de votantes por la conservación declaró que están trabajando con la comunidad latina en Nevada para promover la adquisición de autobuses escolares eléctricos para las escuelas públicas y destacó que: “Ahora vimos la propuesta del grupo republicano sobre el presupuesto y estamos muy preocupados porque ellos están recortando dinero a la EPA por casi medio billón de dólares… eso significa que va a haber menos oportunidad de poder trabajar para asegurar protecciones de agua, de aire, de algunos de los parques nacionales, tierras públicas que hasta ahora hemos podido disfrutar o que hemos venido logrando con mucho trabajo, proteger”.

Las madres latinas, pertenecientes a Mi Familia Vota, que asistieron a la protesta, ambién expresaron su sentir respecto a su participación en el movimiento, en el que en general todas coincidieron que están convencidas que se debe poner atención a los temas de cambio climático, aire y agua limpios. También sostuvieron que se debe hacer presión a los representantes para que tomen acción en la defensa del ambiente, para que protejan la salud de los niños del país.

Graciela Pacheco, de Phoenix, Arizona dijo al respecto: “Les voy a pedir que tomen acción en el cambio climático, que no recorten el presupuesto para cuidar el medio ambiente, ya que el medio ambiente y la salud deberían ser prioridad ya que esto afecta nos a todos… le diría a las familias que se acerquen a sus representantes y que les digan que les exijan que tomen medidas y que tenemos que hacer cambios, es algo que nos afecta a todos, ellos como familia tienen

que poner su granito de arena”.

Ivonne Meneses, de Las Vegas, Nevada, manifestó: “Yo estoy aquí porque me he unido a esta causa porque mi hijo está afectado y no nada más él, sino parte de mi familia también se ha afectado por el cambio climático, mi hijo es asmático… le han dado muchos ataques muy severos por el mal clima por la contaminación que hay en las vegas en estos momentos”.

Los hijos de Deyanira Martínez, que formaron parte de este movimiento, también hicieron escuchar su voz: “Me gusta el aire limpio y al agua fresca. Y esperaba que fuera así toda la temporada (de verano), me habría gustado que así fuera durante toda la temporada. Y nunca tener aire malo, ni agua sucia, ni basura por todas partes”, expresó el más pequeño de ellos.

Por su parte, la hija mayor de Deyanira expresó: “Mi familia y yo amamos ir a acampar, hacer actividades al aire libre, ir a la playa. Pero recientemente vamos a la playa y está llena de petróleo, así que no entramos al agua, vamos a sitios para acampar y están destruidos, llenos de químicos. No podemos entrar al agua, estamos siempre llenos de miedo, así que ya no podemos disfrutar más de la naturaleza. ¡No es gracioso!”.

De acuerdo con una encuesta publicada recientemente por ‘Mom’s Clean Air Force’ 87% de las mujeres latinas en el país cree que son insuficientes las acciones de protección del aire y el agua, por lo que este tipo de manifestaciones toma importancia aunado a la problemática real que vive el país en temas de contaminación.

TAXIS Y UBER EN PUERTO VALLARTA

Por Pedro Vargas Avalos.

En el mes de junio hubo dos noticias con relación al servicio de automóviles de transporte en la ciudad de Puerto Vallarta, la alhaja turística de Jalisco. Por una parte, el gobernador del Estado declaró: que la plataforma de taxis ejecutivos Uber aun no tenía autorización para operar en Puerto Vallarta; afirmó que desde que hubo el servicio en Guadalajara,  se estableció que en tanto no cumplieran con la ley en la zona conurbada tapatía, no podrían entrar a  ciudades medias, como Ciudad Guzmán, Lagos de Moreno y Puerto Vallarta.

A la par, se comenzó a difundir en la zona del Valle de Banderas, que ya se hacían aprestos para iniciar sus servicios  en la región, los automóviles de corte ejecutivo conocidos comúnmente como “uber”. Con esto lo declarado por el ejecutivo jalisciense, quedaba como letra muerta.

El 27 de junio se anunció que iniciaban actividades en Puerto Vallarta y la vecina Nuevo Vallarta, los antedichos vehículos, evidentes competidores de los tradicionales coches de sitio o “taxis”, desde siempre monopolizadores de ese servicio de transporte a particulares. La reacción de estos, al igual que en muchos otros lugares, fue radical en contra del funcionamiento de esa plataforma vehicular.

Auscultados los usuarios de esos servicios, fueron acordes: los taxis sindicalizados que sirven en Puerto Vallarta, son unidades anticuadas, mal equipadas por lo general, de elevado costo, de poco control y con choferes que descuidan mucho su presencia personal. Por su parte, al opinar sobre los “uber”, se dijo que eran vehículos de reciente modelo,  equipados adecuadamente, con choferes bien presentados, con índices de control para seguridad de  los usuarios y de precio más accesible que la competencia.

El días pasados, el alcalde Vallartense visitó Guadalajara y en las entrevistas que sostuvo, reconoció que el servicio de taxis dejaba mucho que desear y que los “uber” tenían ciertas ventajas, pero que necesariamente deberían sujetarse a la ley del ramo y a las disposiciones de las autoridades viales en la Entidad y el Municipio, subrayando que lo sustancial era salvaguardar la imagen de Puerto Vallarta, el destino turístico de moda en la nación y muchos otros lugares fuera de la república, especialmente los Estados Unidos de Norteamérica.

Por nuestra parte podemos testimoniar que en las reiteradas visitas que hacemos a nuestro hermoso Puerto Vallarta, si resulta lastimoso el servicio que prestan los taxis tradicionales, muchos de ellos verdaderas carcachas que dan pena y junto a la deplorable imagen de sus choferes, son pésima presentación para los turistas. Adicionalmente está el alto costo de sus servicios.

Es reprobable que la institución de los “uber”, se establezca a la brava, sin acatar la normatividad que rige el ramo vial; pero igualmente es reprensible que se actúe violentamente por los organismos de taxistas y por estos en lo individual.

Ante ese panorama, es imperioso que autoridades y organismos dedicados a promover el turismo, se coordinen para que se dignifique  lo relativo a vehículos de alquiler, de los coches de sitio y, desde luego de las modernas plataformas que prestan ese servicio. De esa manera todos los inmiscuidos saldrán ganando, incluyendo al público usuario y particularmente, a Puerto Vallarta, pues al proyectarse positivamente, el destino turístico se consolidará nacional e internacionalmente.

La Casa Común

Mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir.

Laudato Si.  Papa Francisco.

 

Carlos Palomera García

Sabiendo que a mi me gustan los temas del medio ambiente, el Editor Director de este medio de difusión, al ver mi indecisión sobre qué tema compartir,  simplemente comentó “de eso hay tanto qué escribir que no deberías tener problemas…”  Pues con ese acicate, quiero reflexionar sobre la dimensión que el Papa Francisco le ha dado a la protección de la “casa común”, y para lo cual nuevamente él, el pasado 5 de junio, nos recordaba no olvidar nunca que el medio ambiente es un bien colectivo, y que su protección es responsabilidad de todos.  Este Pontífice ha sido el que más abiertamente ha hablado de la importancia del ambiente, y el papel que tenemos TODOS, de manera general, y los gobiernos y las grandes industrias, en particular, en la tarea de hacer algo para cuidarlo.   Este llamamiento cobra nuevas dimensiones si se recuerda que hace unas semanas el presidente de los EUA anunció el retiro de su gobierno del acuerdo de París, en donde se están tomando acciones en conjunto para “combatir” el cambio climático. Estados Unidos es el segundo emisor mundial de gases de invernadero, y pues su retiro ha causado mucha sorpresa,  y de lo cual se ha hablado y escrito en muchos ámbitos.

Pues bien, regresando al Papa Francisco y su preocupación por el cuidado del ambiente, en junio de 2015 se publicó la Encíclica Laudato si, también conocida como Encíclica verde . Una encíclica es una carta que el Papa dirige a los obispos y fieles católicos sobre cuestiones de fe y/o de costumbres.  En este caso, en dicho documento en pocas palabras dice que la única actitud que es moralmente defendible ante los ojos de Dios, era la de cuidar nuestra casa común.  Para la escritura de la encíclica, el Papa se apoyó de datos que la ciencia ha aportado sobre los impactos que estamos haciendo al ambiente.  Lo interesantísimo del documento, y lo que llamó tanto la atención, fue que, por primera vez, sin tanto tapujo, la iglesia católica le daba un espaldarazo al conocimiento científico sobre un tema muy relevante, el problema ambiental.  Además, se reconoce que este problema o crisis ecológica no está separada de la crisis social: “el ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y o podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social”.  Es decir, el Papa afirma de muchas formas y de manera tan audaz no conocida de pontífices anteriores, que el problema ambiental y la crisis ecológica es una señal de la crisis ética, cultural y de valores que se vive actualmente. Que esta crisis es resultado del estilo de vida promovido por las grandes empresas que nos empujan a consumir desmedidamente, y que también es favorecido por las políticas actuales que promueven la privatización de bienes comunes.  En nuestro país estamos viviendo como esto último está sucediendo tan tranquilamente que solo unos pocos han alzado la voz.  Bienes comunes como el agua, los bosques, las playas, los recursos naturales, están siendo cedidos a manos privadas nacionales y extranjeras, y con ello, nuestro acceso está limitándose cada vez más.

Es decir, esta encíclica es un llamado de atención para que cambiemos muchos de los valores que permean nuestras vidas; de la necesidad de cambiar hábitos (consumir menos para tirar menos, por ejemplo;  contaminar menos para tener una mejor salud)… hacer cosas pequeñas con pensamiento grande.  ES muy fácil escribirlo, pero creo que si multiplicáramos las pequeñas acciones éstas se convertirían en acciones gigantes.

En mi reflexión pasada hablaba de la sustentabilidad.  En Laudato Si, capítulo IV,  el Papa Francisco lo resume de la siguiente manera “¿qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan? Lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá.”   Y Yo me pregunto, ¿estamos realmente interesados en esto?